Sala de prensa Sala de expertas y expertos Pere Tarrés en cifras Opinión y análisis de actualidad
 Volver a opinión
  • Decálogo para fomentar el consumo responsable de juguetes esta Navidad

Decálogo para fomentar el consumo responsable de juguetes esta Navidad

11.12.17

Si bien los niños y jóvenes juegan durante todo el año, el 70% de las ventas de juguetes se realiza durante la campaña de Navidad, según datos de la Asociación Española de Fabricantes de Juguetes (AEFJ). La gran oferta de juguetes que entretienen y divierten y, a menudo, enseñan, hace que olvidemos que el juego más estimulante se encuentra en la imaginación y la fantasía. El consumismo asociado a la celebración de la Navidad nos lleva, en ocasiones, a confundir el juego con el juguete y nos hace olvidar que "jugar significa compartir, desarrollar la creatividad, trabajar las emociones, la libertad, las relaciones interpersonales, las habilidades motoras y pasarlo bien ", como afirma Bet Bartrina, docente de los cursos de ocio de la Fundación Pere Tarrés, que ha elaborado 10 pautas para fomentar el consumo responsable:

1. Elegir juegos o juguetes donde el niño participe de forma activa y que no sea sólo un simple espectador.

2. Buscar un juego o juguete que estimule al niño diferentes aspectos como: la creatividad y la imaginación, la socialización o la cooperación, entre otros.

3. Pensar en el entorno que nos rodea e intenta elegir productos que no estén fabricados con materiales nocivos para la salud y para el medio.

4. Recordar la tienda de barrio y el comercio de proximidad: a menudo los artesanos fabrican juegos y juguetes con materiales resistentes y de calidad que duran más tiempo.

5. Mirar que en la caja aparezca el sello de la CE donde dice que aquel producto ha pasado los controles de calidad.

6. Hay muchos tipos de juegos y juguetes: de mesa y tablero, tradicionales, de construcciones, motrices. Evitamos las bélicas y las que reproducen estereotipos de género.

7. Al envolver el paquete hacerlo con papel que se pueda reciclar posteriormente. En las tiendas hay diferentes tipos de papel pero hay que recordar que los que llevan motivos brillantes y plástico añadido son nocivos para el medio ambiente.

8. Tener cuidado con la publicidad y leer la letra pequeña. A veces, lo que se ve en los medios de comunicación y lo que aparece en la caja que envuelve el producto no es, realmente, el mismo juguete que contiene dentro.

9. Pensar, con el juego o juguete en las manos, si el precio que ha indicado es el adecuado. No hay que quedarse un producto si, verdaderamente, no se está convencido o convencida.

10. Compartir tiempo de juego con los niños es la mejor manera de fortalecer los vínculos afectivos y educativos entre padres e hijos. No hay que olvidar que los padres y madres son los primeros compañeros de juego de los pequeños.

El juego "es una actividad libre y su vivencia hace que el aprendizaje sea significativo en el crecimiento personal del niño" afirma Bet Bartrina. En la primera infancia, el niño descubre quién es y experimenta qué es capaz de hacer. Con el juego simbólico, el niño copia el mundo de los adultos e interactúa con sus compañeros, primero de manera desordenada y luego de manera ordenada y en la medida que crece, con la incorporación de los juegos con reglas, aprende a adaptarse a las diferentes situaciones que se le plantean, trabaja en equipo cuando el juego es cooperativo, toma decisiones si es necesario y es capaz de ponerse en el lugar de sus compañeros de juego.

El juego y el mundo de la educación y el ocio

El juego es la herramienta innata que los niños y niñas utilizan para aprender y conocer su entorno. Como sintetizaba la pedagoga María Montessori: "el trabajo de los niños es jugar". La estrecha vinculación entre el juego y el mundo de la educación y del ocio infantil y juvenil hace que para la Fundación Pere Tarrés el juego se convierta en una actividad clave en la vida de los niños y jóvenes. Tal es la trascendencia del juego que queda recogida en el artículo 7 de la Declaración de los Derechos del Niño (1959): "El niño debe disfrutar plenamente de juegos y de recreaciones, los cuales deberán estar orientados hacia los fines perseguidos por la educación; la sociedad y las autoridades públicas se esforzarán por promover el goce de este derecho. "

Desde la Fundación Pere Tarrés animamos a educadores, monitores y familias a convertir cualquier objeto un juguete fascinante, sólo poniendo en marcha la imaginación. Jugar es una actividad necesaria y espontánea que permite que los niños exploren y conozcan su entorno y despierten un gran abanico de emociones importantes en el proceso de crecimiento.