Sala de prensa Sala de prensa

Sala de Premsa

Sala de prensa Sala de expertas y expertos Pere Tarrés en cifras Opinión y análisis de actualidad
 Volver a noticias

Más de 4.000 niños, jóvenes y monitores de esplai han celebrado los 60 años de la Fundación en Vilafranca

16.04.18

Más de 4.000 niños, jóvenes y monitores del Movimiento de Centros de Esplai Cristians Catalanes (MCECC) de la Fundación Pere Tarrés se han reunido en Vilafranca del Penedès con el objetivo de conmemorar el 60 aniversario del inicio de las actividades la Fundación. Ha sido un encuentro único y multitudinario, con la participación de más de 4.000 niños y adolescentes, que han llegado acompañados de sus monitores y monitoras de los centros de esplai que el MCECC reúne en toda Cataluña, Andorra y Mallorca. El trabajo altruista de más de 250 voluntarios y voluntarias ha sido uno de los factores clave para el éxito del encuentro.

Bajo el eslogan “El Esplai Multiplica!”, El encuentro VÈRTEX ha reunido todas aquellas personas que comparten una misma manera de entender la educación en el tiempo libre en el esplai. Así pues, la capital del Alt Penedès se ha convertido este fin de semana, un gran espacio de reflexión en el que se han compartido experiencias, transmitido valores y puesto de manifiesto como el esplai es una auténtica herramienta de transformación social, ya que multiplica a la persona, al grupo y a la sociedad. A lo largo del fin de semana los 4.000 niños y adolescentes han realizado actividades educativas entorno a estos tres ámbitos de la transformación social que conlleva el esplai.

El encuentro VÉRTEX, además de la vertiente educativa y de ocio, también ha tenido un componente reivindicativo con la lectura de un manifiesto elaborado con la participación activa de los niños y jóvenes. El texto es una declaración de intenciones de la manera que el mundo del esplai entiende el mundo y la sociedad que lo configura, es por eso que se hará llegar una copia a todos los centros de esplai del MCECC, a los líderes sociales y políticos que se encuentran en prisión y se hará difusión para poner de relieve el gran potencial de la educación en el tiempo libre, por qué como dice el eslogan del encuentro, el esplai multiplica.

"A través de las actividades de ocio, en verano o durante el curso, trabajamos competencias y habilidades que ayudan a niños y jóvenes a aprender a ser, a hacer y a convivir en el mundo" afirma uno de los puntos del manifiesto, que también expresa: "los centros de esplai son una escuela de vida donde aprendemos el respeto por la naturaleza y el conocimiento del país, el sentimiento de pertenencia a un grupo y la voluntad de transformar y mejorar nuestro entorno".

La educación en el tiempo libre, una escuela de ciudadanía
La educación en el tiempo libre se ha convertido en una escuela de ciudadanía y la celebración de los 60 años de los primeros centros de colonias, el origen de los actuales centros de esplai, reivindicó la voluntad de reafirmar este compromiso social y educativo. "La educación en el tiempo libre ha representado una verdadera escuela de ciudadanía porque ha hecho crecer y desarrollarse como personas en niños y jóvenes que han participado e implicarse después en la sociedad para hacerla crecer" afirmó José Oriol Pujol y Hument, director general de la Fundación Pere Tarrés, que ha hecho un balance positivo y satisfactorio de las seis décadas de acción social y educativa de la Fundación Pere Tarrés, la entidad de ocio más grande de Cataluña.

Actividades del encuentro
El domingo por la mañana se ha celebrado la clausura del encuentro VÈTEX. El espacio ferial de Vilafranca del Penedès ha sido el escenario donde se han reunido los 4.000 niños, jóvenes y monitores de esplai para realizar actividades dinamizadas, la celebración de los 60 años de la Fundación Pere Tarrés, con pastel incluido, y el saludo del presidente del MCECC, Xavi Nus. El acto ha contado con la participación de los Falcons de Vilafranca que han realizado algunas de sus figuras más conocidas. La lectura de un manifiesto, elaborado conjuntamente entre todos los centros recreativos presentes, ha puesto el punto y final a la celebración. "El manifiesto es una reivindicación educativa del ocio y, al mismo tiempo, la constatación de que los centros recreativos son una escuela de ciudadanía", afirmó Xavi Nus, presidente del MCECC.
Justamente la educación en valores ha sido el hilo argumental del encuentro, ya que es lo que ha caracterizado la función educativa y social de los centros de esplai de la Fundación Pere Tarrés a lo largo de estos 60 años de trayectoria. De hecho, el sábado fue el día en ue los niños se han dividido por grupos de edad y han realizado actividades en función del grupo. De esta manera los pequeños (de 1º a 4º de primaria) han tratado el valor de la amistad a través de actividades conjuntas con juegos gigantes y con la animación del músico infantil Roger Canals. Los medianos (de 5º de primaria a 2º de ESO) se han centrado en el sentimiento de grupo a través de actividades que han tenido lugar en diferentes lugares de Vilafranca. Y los grandes (de 3er. ESO a 1º Bachillerato) han trabajado la transformación del entorno con actividades formativas sobre educación con Jordi Vila, la medicina con Nani Vall-llosera, la acción socioeducativa con Cristina López, el humor con Marta López, la reflexión y la denuncia social con Xavi Casanovas, la canción con Cesck Freixas, la investigación con Carlota Dobaño y el voluntariado internacional con Marlen Niubó. Los 4.000 participantes han pasado la noche del sábado repartidos por diferentes escuelas de Vilafranca y el pabellón ferial de la zona deportiva.

Vilafranca del Penedès
La encuentro se ha celebrado en Vilafranca del Penedès, el lugar donde se organizaron las primeras colonias tras la Guerra civil. La zona también es pionera en la edificación de la primera casa de colonias de Cataluña, la Casa de Colonias Peñafort (Pontons). Las actividades de verano que se organizaron en la casa de colonias fueron el origen de algunos centros de esparcimiento de Vilafranca, como el Grupo Esplai Parroquial (GEP). El GEP es uno de los 200 centros de esplai federados al MCECC de la Fundación Pere Tarrés, la entidad de ocio más grande de Cataluña cuyos centros acogen más de 21.000 niños, adolescentes y jóvenes, gracias a la labor educativa y voluntaria de más de 3.700 monitores.