Conoce la Fundación Pere Tarrés Conoce la Fundación Pere Tarrés

Conoce la Fundación

Misión y visión Valores 60 años Beato Pere Tarrés Adhesiones Premios

Beato Pere Tarrés

  • Beato Pere Tarrés
  • Beato Pere Tarrés
Pere Tarrés i Claret nació en Manresa el día 30 de mayo de 1905 y moría en Barcelona el día 31 de agosto de 1950.

En solo 45 años, ejerció un trabajo profesional y de apostolado intenso y fecundo en los tres campos importantes de su vida: la medicina, el liderazgo de jóvenes cristianos y el sacerdocio.

De 1926 a 1939 se distinguió como médico y profundo conocedor de la naturaleza humana. Supo establecer fácilmente la conexión entre el cuerpo y el espíritu, valorando siempre a las personas, a las cuales trataba con gran humanidad. Durante la Guerra Civil actuó en calidad de médico de campaña con el ejército republicano, atendiendo a numerosos heridos entre los que había los de las terribles batallas de Valadredo y el Ebro, donde las trágicas circunstancias y la precariedad de los medios disponibles hicieron de su acción como médico una actuación heroica.

Entre los años 1931 y 1936 fue dirigente de la Federación de Jóvenes Cristianos de Catalunya (FJOC), donde realizó un trabajo riguroso de liderazgo y de formación de responsables en actos de concienciación y encuentros de militantes. A causa de esta militancia, fue perseguido durante la época de ejecución de sacerdotes en Barcelona y tuvo que permanecer escondido durante un año.

En sus escritos en la revista Flama encontramos los exponentes de los ideales de la FJOC, que eran, también, sus ideales y los que sabía transmitir a los jóvenes. En sus glosas se puede descubrir el conjunto de valores humanos y cristianos que él proponía de manera inteligente, con pasión y grandes dotes para la comunicación.

El Dr. Pere Tarrés fue ordenado sacerdote en mayo de 1942 y aceptó con gran humildad y espíritu de servicio todas las funciones sacerdotales que le encargaron. Fue vicario de Sant Esteve de Sesrovires y allí trabajó en la renovación del aspirantazgo de Acción Católica.

Siempre supo unir la oración y la acción. Así, encontramos en él una vida extraordinariamente dinámica, llena de un sentido de transcendencia y de un gran entusiasmo y confianza que encomendaba a todos aquellos a los que trataban.

El año 1947, juntamente con su amigo el Dr. Gerard Manresa, médico especializado en infecciones del aparato respiratorio de gran fama y competencia, fundó la Clínica Sanatorio de la Mare de Déu de la Mercè que se instaló en el edificio que, actualmente, es la sede de la Fundación Pere Tarrés y que curó a muchas personas de familias sin recursos afectadas por la tuberculosis y otras enfermedades infecciosas.

En año 1949 fue nombrado consiliario de la Escuela Católica de Asistentes Sociales donde también ejerció de docente.