Sala de prensa Sala de expertas y expertos Pere Tarrés en cifras Opinión y análisis de actualidad
 Volver a noticias

"La pandemia nos ha obligado a ampliar la mirada y a centrar el trabajo en las personas": reflexiones para abordar la crisis en el marco del 76º Foro Social Pere Tarrés

19.05.21

El Covid-19 y las consecuencias que se han derivado de él han golpeado con fuerza a las familias más vulnerables y ha tensionado hasta límites nunca vistos el sistema de servicios sociales. Pero como están ahora mismo los servicios de acompañamiento a los colectivos más débiles? Cómo han vivido estos meses y qué hemos aprendido después de un año de pandemia? Estas reflexiones han planeado hoy por encima del 76º Foro Social Pere Tarrés, que ha tenido como ponentes principales el educador y consultor social Fernando Fantova y la responsable del Área de atención a las Personas del Ayuntamiento de Castell-Platja d’Aro, Anna Viñas.

Entre los dos han dado una visión dual de estos meses de pandemia, con muchos puntos en común pero también con dos enfoques muy diferentes, uno más crítico y el otro más optimista y esperanzador.

Aunque remarcando en todo momento el papel voluntarioso y comprometido de los profesionales sociales durante la pandemia, Fernando Fantova ha destacado también las situaciones de precariedad, asistencialismo, burocracia y falta de preparación ante la crisis: "Nuestro sector ha sido capaz de lo mejor y de lo peor, se han hecho cosas muy mal hechas y hemos vuelto a imágenes que creíamos superadas." Para Fantova, esto se debe a que el sector ya salía de una situación previa de invisibilidad: "Los servicios sociales son un sector no despreciable en volumen pero cuando se declara el decreto de estado de alarma no se mencionan los servicios sociales para nada. Y en cambio, una semana después, los servicios sociales, y en concreto las residencias de ancianos, se convierten en la zona cero de la pandemia. Y lo más preocupante es que hoy en día todavía no tenemos una solución. Hay que reconocer nuestra invisibilidad antes de la pandemia y también ahora. Tenemos un problema muy gordo."

Para Fantova: "Antes de la pandemia, los servicios sociales ya se encontraban en una situación de crisis, y la pandemia nos ha vuelto al rincón residual donde nadie quería ir pero en un contexto mucho peor, con unos niveles de precariedad que han roto la sociedad en mil pedazos.”

Por su parte, Anna Viñas ha explicado su experiencia a raíz de la crisis social y sanitaria de una manera mucho más constructiva. Para ella, la pandemia "nos ha hecho de acelerador y nos ha marcado caminos a seguir. Nos ha empujado a todos a ampliar la mirada y a trabajar realmente por lo que era necesario, por las necesidades de la persona." En el área de atención a las personas de Castell-Platja d’Aro la crisis les focalizó en el acompañamiento a los más vulnerables. Reorganizaron equipos y tareas y se activaron proyectos específicos de relaciones sociales en el municipio. "Ahora que miro la pandemia en perspectiva, nos ha confirmado que el camino que habíamos puesto en marcha era el que se necesitaba, y queremos seguir este modelo de crecimiento, acompañando desde el vínculo con proyectos que capaciten a la gente", explicó Viñas.

A la hora de buscar soluciones y propuestas de mejora, sin embargo, ambos ponentes han coincidido en el análisis: "Desde un punto de vista conceptual, no existe un sistema público de servicios sociales." Por lo que es básica "una apuesta clara para marcar unas directrices iguales para todos los servicios sociales". También han convenido en destacar otro pilar para la recuperación: la importancia de los profesionales de la educación social como actores clave: "Uno de los aprendizajes que hemos tenido es que los profesionales de los servicios sociales formamos parte del sistema y un cambio en cada uno de nosotros implica también cambios en el sistema. Somos agentes de cambio y el cambio comienza con nosotros".

Más aprendizajes y propuestas para encarar una crisis que se prevé larga y continuada: Aprovechar "experiencias viables de diferentes servicios y escalarlas" o redefinir la tarea de los servicios sociales. Según Fantova: "Aunque sea paradójico, debemos separar las necesidades de subsistencia material de las necesidades de cuidado y relacionales y preventivas, y tenemos que entender que el sistema encargado de atender ambas necesidades no puede ser el mismo."

El Foro Social Pere Tarrés-El País, que llega ya a su 76ª edición, se ha celebrado en un formato telemático, como en las últimas ediciones desde que estalló la pandemia. La vicedecana de Ordenación Académica de la Facultad de Educación Social y Trabajo Social Pere Tarrés-URL, Gisela Riberas, fue la encargada de presentar a los ponentes, mientras que la presentación institucional del acto corrió a cargo del Director de Relaciones Institucionales de la Fundación Pere Tarrés, Rafael Ruíz de Gauna. El periodista de El País, Tomás Delclòs, moderó el debate posterior.