Sala de prensa Sala de expertas y expertos Pere Tarrés en cifras Opinión y análisis de actualidad
 Volver a noticias

La Fundación Pere Tarrés pide ayuda para evitar que el confinamiento precarice la situación de los niños más vulnerables

20.04.20

La expansión del Covid-19 y las medidas sanitarias que se han decretado para hacerle frente han trastornado nuestro día a día en cuestión de pocas semanas, y los que más están sufriendo los efectos son, una vez más, los colectivos más vulnerables. Por ello, la Fundación Pere Tarrés, fiel a su misión de estar siempre al lado de las personas en situación de vulnerabilidad, continúa estos días atendiendo y acompañando a las personas en riesgo de exclusión y con dificultades sociales. Además, la entidad quiere mostrar su responsabilidad y solidaridad en unos momentos críticos en los que es necesaria la colaboración de todos y por eso ha puesto algunos de sus equipamientos a disposición de las administraciones públicas para ayudar a gestionar la crisis sanitaria.

La entidad ha puesto en marcha una campaña para financiar alimentación, portátiles, conexión a Internet y material de protección contra la Covid-19 para aquellas familias en situación de exclusión social que lo necesiten. Se pueden hacer donativos y obtener más información sobre la campaña en la web https://www.peretarres.org/projectes-solidaris/situacio-covid19

Desde la Fundación se ha constatado que, a pesar de ser necesarias para contener la pandemia, las medidas de confinamiento y las circunstancias que se derivan han obligado a miles de familias y niños en situación vulnerable a vivir en unas condiciones aún más precarias de las habituales. Los educadores y educadoras que trabajan diariamente con estas familias en los centros adheridos a la XACS, la Red de Centros Socioeducativos de la Fundación Pere Tarrés, han detectado situaciones como la pérdida o la precarización del trabajo, que de un día para el otro ha llevado asociada una grave disminución de los recursos económicos para cubrir las necesidades diarias de higiene y alimentación; la falta de recursos materiales, informáticos o de conectividad para garantizar una educación y un desarrollo saludable en los niños y adolescentes de la familia; problemas de convivencia familiar causados ​​por el confinamiento en viviendas a menudo muy reducidas o compartidas o la disminución de las redes de apoyo familiares debido a la situación global. Todo esto ha supuesto un incremento de la carga emocional que ya soportan habitualmente estas familias y la aparición de situaciones de angustia y estrés.

En este contexto, la Fundación Pere Tarrés no ha dejado de acompañar a diario a las familias y los niños en situación de vulnerabilidad y lo está haciendo con las siguientes acciones de apoyo:

  • A través de llamadas telefónicas o videoconferencias, el equipo educativo de los diferentes centros resuelve dudas sobre la situación actual (en relación a temas como las becas comedor, las medidas de prevención sanitarias, las restricciones del confinamiento, etc), con el objetivo de aligerar su carga emocional y para detectar y prevenir situaciones de emergencia, como la falta de alimentos o la existencia de conflictos familiares.
  • Telemáticamente y a través de las redes sociales se ofrecen recursos y propuestas de ocio y de actividades pedagógicas para hacer con los niños, como el boletín semanal de recursos #EnllocComaCasa, que la Fundación Pere Tarrés puso en marcha nada más comenzar el confinamiento y que ya va por el número 8. En el caso de los hijos adolescentes que disponen de conexión digital, los educadores y educadoras mantienen también un contacto directo a través de los canales sociales.
  • También se realiza un acompañamiento educativo a jóvenes que están estudiando cursos de ciclo superior y ESO: se les resuelven dudas relacionadas con los deberes y en el caso de algunos centros se ha habilitado un muro virtual para facilitar la comunicación con los educadores.
  • En coordinación con Servicios Sociales, se da también un apoyo económico o logístico a las familias para cubrir necesidades básicas: se les ayuda, por ejemplo, a resolver cuestiones vinculadas a la situación laboral y se facilitan los trámites para acceder a ayudas económicas de instituciones y administraciones diversas para que puedan afrontar pagos de primera necesidad como la comida o el alquiler.
  • Finalmente, se está realizando un acompañamiento psicológico para ayudar a gestionar el estrés y la angustia derivada de la incertidumbre por el momento actual y del confinamiento, sobre todo en el caso de aquellas familias que viven en espacios muy reducidos (habitaciones realquiladas o pisos compartidos) y que no tienen red de apoyo para compartir la situación. En el marco de este acompañamiento, ofrecemos a las familias webinars gratuitos con recursos y formación práctica, emocional, y competencial.

Por otra parte, de manera inmediata y despés de evaluar las necesidades más básicas detectadas en las familias después de estas tres semanas de emergencia, la entidad ha acordado también incrementar su apoyo con las siguientes acciones:

  • Cubrir las necesidades de alimentación y asumir el coste de la compra de alimentos cuando constatamos que alguna familia no puede resolver esta emergencia de forma inmediata a través de otras entidades o administraciones.
  • Ofreciendo conexión a Internet y financiando gastos tecnológicas como la línea de teléfono, ADSL o fibra óptica a 100 familias que en este momento no tienen recursos para asumir este coste ni alternativas para conectarse con su entorno, y para facilitar que los niños puedan seguir las clases escolares a distancia.
  • Comprando material de protección contra la Covid-19 (mascarillas, guantes y gel higienizante) para jóvenes en situación de vulnerabilidad que viven en espacios de la Fundación Pere Tarrés.

Además de estas acciones centradas en los colectivos que atendemos habitualmente, la Fundación Pere Tarrés quiere mostrar también su responsabilidad y compromiso con el momento actual y ha puesto sus equipamientos al servicio de las administraciones públicas: a raíz de este ofrecimiento, a petición del Ayuntamiento de Barcelona hemos reabierto el Albergue Pere Tarrés para atender a personas en situaciones de vulnerabilidad; hemos cedido camas de la casa de colonias La Conreria para el Hospital Germans Trias i Pujol (Can Ruti) de Badalona; y también se está atendiendo y alojando en la residencia de estudiantes que la Fundación Pere Tarrés gestiona en Madrid una decena de estudiantes de Canarias y Latinoamérica que no han podido volver a sus lugares de origen debido a las medidas de confinamiento.

Finalmente, aparte de este apoyo inmediato que estamos llevando a cabo desde el inicio mismo de la crisis, nos planteamos nuevas acciones que serán necesarias a corto plazo, tales como:

  • Refuerzo educativo durante el verano: La mayoría de los niños de familias en situación de riesgo social no pueden seguir el curso en igualdad de condiciones, por la falta de recursos tecnológicos y por la dificultad de sus padres y madres para darles el apoyo necesario. Por este motivo, nos planteamos ofrecerles un espacio de refuerzo educativo durante el verano para que puedan empezar el próximo curso escolar con las mejores condiciones posibles.
  • Verano reparador: Cuando termine la situación de emergencia y el confinamiento, los niños y sus familias necesitarán más que nunca un verano "reparador" para aligerar el peso emocional de los últimos meses y poder desconectar de los problemas diarios. Así que, en función del estado de la situación sanitaria global, trataremos de ofrecerles actividades de ocio educativo que les permitan estar en contacto con la naturaleza y con sus amistades.

Campaña solidaria en respuesta a la emergencia

Para hacer frente a todas estas acciones necesarias de respuesta a la situación de emergencia actual, la Fundación Pere Tarrés ha puesto en marcha una campaña solidaria para pedir donativos a empresas y particulares. Estos apoyos permitirán mantener la acción social y educativa actual, así como reforzar los recursos de atención psicológica, más necesarios que nunca, y también intensificar el acompañamiento a familias y niños una vez acabe la crisis, ya que la situación de emergencia habrá agravado aún más la situación de los colectivos más vulnerables. La campaña se canaliza a través de la web https://www.peretarres.org/projectes-solidaris/situacio-covid19

La tarea de apoyo educativo y social que realiza la Fundación Pere Tarrés con los centros adheridos a la XACS abarca 28 centros que acompañan anualmente casi 3.000 niños. Aparte, la Fundación ofrece becas que permiten a 4.171 niños disfrutar de colonias o casals cada verano y en 537 más participar en colonias a lo largo del curso escolar.