COMPROMISO EDUCATIVO Y SOCIAL
BLOG DE LA FUNDACIÓN PERE TARRÉS

Volver a artículos

¿El coronavirus debe paralizar los retos de las entidades?

  • ¿El coronavirus debe paralizar los retos de las entidades?
¿El coronavirus debe paralizar los retos de las entidades?
Comparte en las redes sociales

19.03.20

El confinamiento no debe suponer el paro total de la actividad, sino que puede convertirse en una oportunidad para la entidad de abordar aquellos temas a los que cuesta prestar atención en el día a día.

Las entidades sin ánimo de lucro no son ajenas a la realidad que está sufriendo nuestra sociedad por el brote de coronavirus. El estado de confinamiento obligatorio en el que nos encontramos actualmente ha llevado a muchas organizaciones a detener sus servicios o, cuando menos, a reducir de forma demasiado significativa su actividad habitual. Ahora bien, estar confinado en casa no debe suponer el paro total de la actividad, al contrario, sino que puede convertirse en una oportunidad para abordar aquellos temas a los que cuesta prestar atención en el día a día y que, sin duda, ayudan a hacer crecer la entidad.

La atención directa, el número infinito de actividades organizadas y la propia realidad de cada una de las entidades de nuestro país hace que, muchas veces, sea complicado encontrar un momento para hacer coincidir todo el equipo, realizar una pausa, mirar de dónde venimos, situar donde estamos y preparar a conciencia los meses que vendrán. Esta parada obligatoria, pues, presenta una buena oportunidad para levantar la mirada y ver a vista panorámica el estado de nuestra entidad. Además, a corto plazo también debe servir para decidir qué hacer con todo lo que se tenía que plasmar estos días y en pensar fórmulas, quizás muy imaginativas, para adaptarlo a las nuevas circunstancias.

En esta línea, desde el Departamento de Consultoría y Estudios de la Fundación Pere Tarrés, conscientes de la situación compleja actual, hemos decidido reforzar nuestro servicio de acompañamiento gratuito con el objetivo de facilitar a las entidades de todo el país y sin moverse de casa, el aprovechamiento de este periodo de paréntesis en la actividad corriente. A través de un trabajo conjunto virtual, mediante videoconferencia y otras herramientas digitales, pretendemos trabajar codo a codo con las entidades para que puedan mejorar en aquellos aspectos que habían quedado prácticamente olvidados en el cajón de las tareas no urgentes y que, en el fondo, son tan necesarias.

Así pues, estos días también pueden servir para reflexionar, recuperar el DAFO que habíamos olvidado debajo de la última carpeta de tareas importantes y evaluar el funcionamiento de la entidad. De esta manera, seguro que se detectan ciertas carencias que se pueden revertir solicitando el servicio de acompañamiento en diversos ámbitos que ofrecemos desde el Consultoría y Estudios. Desde apoyo en proyectos de intervención, gestión del voluntariado, comunicación y participación hasta proyectos captación de fondos, planificación estratégica, trabajo en red, sostenibilidad de la entidad y procesos de evaluación. Cada uno de ellos, supervisado por profesionales expertos en cada temática.

Otro aspecto que se acostumbra a ver perjudicado debido al vertiginoso día a día a que se ven sometidas las entidades es el formativo, aunque sea una evidencia de que la formación continua es una necesidad imperiosa de todos los agentes que forman parte del tercer sector, desde equipos directivos y personal técnico a usuarios y voluntariado. Esta época en que disminuyen las interrupciones en la jornada laboral y no hay pérdidas de tiempo en desplazamientos, puede servir a cualquier persona que forma parte de la entidad para dar un vistazo a las guías, recursos y material gratuito que ofrecen muchas entidades. Una buena manera de fomentar la creatividad y la aparición de buenas ideas.

¿Cuántas veces no se ha ideado de poner en marcha un programa, actividad o proyecto de gran envergadura? Estaríamos hablando de aquellos que quizá parecen una utopía porque quedan diluidos en una conversación o porque se ven poco factibles, de entrada. Puede ser este tiempo de confinamiento en las casas un buen momento para cargar las baterías de la motivación y poner negro sobre blanco en lo que en ese instante concreto quedó como un brindis al sol. Ahora puede ser la hora de recuperarlo y poner manos a la obra. Pensar qué, cómo y cuándo, elaborar un proyecto detallado con el apoyo y acompañamiento de personas expertas y con experiencia. Seguro que no quedará como un trabajo en vano y, más pronto que tarde, se hará realidad.

Para hacerlo posible, naturalmente, será necesario contar con la financiación necesaria, otro gran dolor de cabeza para la gran mayoría de entidades. Según el último estudio de El Panoràmic, los recursos propios son clave, convirtiéndose en la principal fuente de financiación de las entidades catalanas, ya que representan hasta el 60% del total de los ingresos recibidos durante un año. Este periodo, pues, también puede ser oportuno dedicarlo a buscar convocatorias de financiación y empezar a prepararlas. En este sentido, el Calendario de Convocatorias de Financiación que elabora anualmente Xarxanet puede servir de gran ayuda, así como los servicios de asesoramiento en captación de fondos que también se ofrece desde el Departamento de Consultoría y Estudios.

En definitiva, a esta situación excepcional que nos ha tocado vivir también hay que encontrarle la vertiente positiva. Quedarse en casa no puede ser sinónimo de sofá, película y manta y, menos, en un tercer sector que deberá seguir dando respuesta a todas las dificultades que están apareciendo durante el confinamiento y que, por desgracia, se agravarán una vez parezca que esta crisis en forma pandemia se ha superado. Las personas más vulnerables seguirán necesitando de toda la experiencia de nuestras organizaciones para seguir adelante con sus vidas, ahora más que nunca. Es momento de reinventarse, de prestar atención a los cambios y, a poder ser, anticiparse cuanto antes. Todo ello, sólo será posible si la entidad abre la mirada y sigue queriendo avanzar, a pesar de tener que estar unos días en una pausa obligatoria.

Foto: Nick Morrison en Unsplash