EDUCACIÓN SOCIAL Y TRABAJO SOCIAL
BLOG DE LA FACULTAD PERE TARRÉS

Volver a artículos

Yo soy porque nosotros somos: Día Mundial del Trabajo Social

  • Yo soy porque nosotros somos: Día Mundial del Trabajo Social
Yo soy porque nosotros somos: Día Mundial del Trabajo Social
Comparte en las redes sociales

16.03.21

Cada tercer martes de marzo, se celebra el Día mundial del Trabajo Social. Tradicionalmente, el Trabajo Social se ha asociado a ayudas y prestaciones a aquellos sectores de la población y en las personas más vulnerables socialmente. Pero esta es una visión asistencialista y paternalista de la disciplina que hay que superar. El Trabajo Social abarca todos los sectores de la población y pretende mejorar la calidad de vida de las personas y de la comunidad en general. ¿De qué manera?

1) A través de la intervención directa con personas, familias y grupos que se encuentran en situaciones de vulnerabilidad social, o que necesitan de la mediación para resolver sus conflictos. Y esto en cualquier momento del ciclo vital: desde la infancia hasta la senectud.

2) A través de la detección de necesidades de la población con el fin de orientar las políticas sociales.

3) Trabajando en red con otros profesionales para mejorar el bienestar de los ciudadanos.

4) Impulsando el poder de cambio que tienen las personas y las comunidades.

En definitiva, el Trabajo Social quiere promover la calidad de vida de las personas y de los grupos a los que pertenecen desde la perspectiva de los Derechos Humanos.

El lema de este año del Día Mundial del Trabajo Social es "Yo soy porque nosotros somos". Este lema es bastante explícito: sólo es posible el desarrollo personal en un contexto o una red significativa de relaciones. Y aquí tiene mucho que decir nuestra disciplina: la confianza en la capacidad de autorrealización de toda persona, el trabajo en red con otros agentes del territorio, el poder del capital humano ... son las bases del Trabajo Social.

El lema puede ser nuevo, pero el espíritu del lema siempre ha estado presente. Una de las funciones que debe posibilitar el Trabajo Social es la creación y el mantenimiento de las redes sociales, especialmente las de carácter informal. Son justamente estas redes las que nos proporcionan confort y bienestar, y son toda una protección ante la exclusión y el aislamiento sociales. Las personas llevamos en nuestro ADN la búsqueda y la creación de redes familiares e informales que nos sostengan en el día a día, en nuestra vida. Volvemos a repetir: una de las funciones que debe tener cualquier intervención en Trabajo social debe ser esta: crear y fortalecer las redes de relación de la persona, del grupo primario y de la comunidad. Y es una función primordial porque tiene que ver con la prevención: no estar solo es un buen factor de protección ante situaciones diversas de vulnerabilidad y de riesgo.

Intuitivamente, todos al llegar a un lugar desconocido buscan establecer relaciones sociales porque nos hace sentirnos mejor, más seguros; el niño busca la mirada de su referente para verse a sí mismo; la trabajadora social explora qué relaciones de apoyo tiene la persona. No es casualidad este denominador común en estas tres situaciones descritas: nuestras relaciones interpersonales dan cuenta de nuestro nivel de bienestar, de nuestra integración en la sociedad y, en definitiva, de nuestra salud. Por eso, por favor, alejamos la idea del Trabajo Social como proveedor de servicios y prestaciones. No, Trabajo Social significa promover las relaciones humanas significativas, con la esperanza y la confianza (no ingenuas) de poder seguir avanzando.

El poder de las relaciones humanas radica en la capacidad para el cambio y la transformación que tiene el cuidar mutuamente. No despreciamos la importancia del capital humano. Yo soy porque nosotros somos: revalorizamos la importancia de las relaciones interpersonales en el bienestar de las personas. Somos seres esencialmente sociales: necesitamos de los demás para construir nuestra personalidad y el nuestro bienestar, como los otros me necesitan para sentirse bien y plenamente integrados en nuestra sociedad.

No hay tecnología que esto lo pueda suplir; el ser humano necesita de otro ser humano para vivir. Reivindicar la aportación que hace a la sociedad el Trabajo Social es reivindicar que no es posible el avance y el desarrollo de la sociedad sin el "nosotros". El Trabajo Social confía en el potencial de autorrealización y también de creatividad de las personas. La nuestra es una profesión esencialmente relacional: a través de la relación que establecemos con las personas, potenciamos sus capacidades sin negar sus limitaciones. Una buena práctica profesional debe incluir el fomento de vínculos sociales. Y esto sólo es posible que se dé si se ha establecido un vínculo significativo entre profesional y la persona con la que estamos trabajando, vínculo que se fundamenta en una auténtica cooperación y confianza mutua. Si hay relación, si hay vínculo, hay posibilidad de cambio. Por ello, el "yo" sólo es posible a través del "nosotros". Feliz día del Trabajo Social.