EDUCACIÓN SOCIAL Y TRABAJO SOCIAL
BLOG DE LA FACULTAD PERE TARRÉS

Volver a artículos

El ocio educativo: construcción de comunidades cohesionadas y ciudadanías activas

  • El ocio educativo: construcción de comunidades cohesionadas y ciudadanías activas
El ocio educativo: construcción de comunidades cohesionadas y ciudadanías activas
Comparte en las redes sociales

16.05.19

Las entidades de ocio educativo han sido y son, por su flexibilidad y proximidad, espacios idóneos para el desarrollo de las personas y de las comunidades. Hablamos de entidades que llevan a cabo su tarea educativa en contextos de medio abierto, con voluntad de incidir social y políticamente en los mismos, para mejorar las condiciones socioculturales y educativas de los niños, jóvenes y familias que participan.

La acción socioeducativa que se lleva a cabo en el medio abierto pretende trabajar con las personas en sus entornos cercanos, ya que es en los mismos donde se originan los conflictos y las problemáticas, y por tanto, donde se han de generar las acciones para resolverlos. Soluciones pensadas conjuntamente con las personas que las protagonizan y también dentro de sus contextos, aplicando acciones para la mejora de la calidad de vida de las personas y de los territorios. Es una intervención abierta a toda la ciudadanía que incluye, por tanto, la diversidad sociocultural y las diferencias individuales, contribuyendo así a la igualdad de oportunidades y la equidad.

Queremos presentar algunas reflexiones sobre cómo el tiempo libre, puede contribuir al desarrollo de liderazgos sociales en los territorios en los que se lleva a cabo. Las aportaciones se refieren a cinco aspectos: a) la igualdad de oportunidades, b) la justicia social, c) la construcción de identidad ciudadana, d) el bienestar o la seguridad, e) la construcción de redes de apoyo social yf) la inclusión social. Esta aportación forma parte de la tesis doctoral Liderazgo social para la construcción de comunitats cohesionadas desde entidades de ocio educativo y de acción social. Estudio de casos, en la que han participado tres entidades socioeducativas: Fundación Marianao, Asociación Educativa Itaca y Fundación Pare Manel.

En relación a la igualdad de oportunidades, las entidades analizadas ofrecen a niños, adolescentes y jóvenes de entornos desfavorecidos el acceso a espacios y acciones de ocio educativo, más allá de la situación social y de los recursos de sus familias. Estas actividades mayoritariamente les permiten alcanzar competencias y recursos complementarios a los que adquieren en la escuela o los entornos familiares. Recursos para enfrentar los retos sociales de forma igualitaria a niños, adolescentes y jóvenes de entornos sociales favorecidos.

Sobre la justicia social, la participación en entidades y programas de ocio educativo permiten reducir la brecha social, mediante proyectos de refuerzo educativo, de orientación profesional y de participación cultural. La convivencia con personas de diferentes realidades permite a los participantes apoderarse y dejar de ser sujetos receptores de ayuda para pasar a ser sujetos activos de cambio social.

Un tercer elemento es el relacionado con la cohesión social, concretamente con la construcción de la identidad ciudadana. La promoción de la convivencia ciudadana es para estas entidades un aspecto significativo dentro de su intervención, con programas de educación intercultural e intergeneracional.

Sobre el bienestar y la seguridad, destacar como las entidades se convierten en espacios para la atención y la protección, así como también para el acompañamiento familiar y escolar, ofreciendo pautas educativas y contextos donde los participantes aprenden a gestionar el tiempo libre de forma positiva.

Relacionado con la construcción de redes de apoyo social, desde las entidades de ocio educativo se realizan acciones de carácter comunitario, orientadas a la mejora de las relaciones y de la comunicación entre iguales y entre varias generaciones y culturas. Estas entidades ofrecen y promueven redes de apoyo social y de relación, convirtiéndose en contextos de proximidad y actuando como factor de protección ante el aislamiento social y de promoción social y cultural.

Finalmente, con respecto a la inclusión social, en las tres entidades se identifican elementos relacionados con la transmisión de normas y valores compartidos, de manera que se facilitan relaciones entre personas de diferentes realidades promoviendo la participación política como herramienta e instrumento de reivindicación social y desarrollando en los participantes la conciencia crítica y la movilización social.

Elementos como los expuestos nos animan a seguir trabajando para hacer llegar la educación en el tiempo libre a todos los niños adolescentes y jóvenes. Ocio educativo con un fuerte potencial educativo y transformador, tanto de las personas como de los contextos sociales donde actúan.