EDUCACIÓN SOCIAL Y TRABAJO SOCIAL
BLOG DE LA FACULTAD PERE TARRÉS

Volver a artículos

El counselling, una relación de ayuda

  • El counselling, una relación de ayuda
El counselling, una relación de ayuda
Comparte en las redes sociales

20.03.19

¿Cómo ayudar a las personas que se encuentran mal, a las personas que sufren porqué tienen alguna dificultad en su propia familia, consigo mismos, en el ámbito laboral, porqué han perdido un ser querido o lo están perdiendo? ¿Cómo hacer que la relación sea un encuentro terapéutico que alivie el sufrimiento?

El counselling es una forma de acompañar a las personas que se encuentran mal. Todos queremos ayudar a los demás. Espontáneamente nos salen fácilmente expresiones echas, aprendidas como por contagio en la escuela, en la familia, sin embargo, no siempre estas expresiones echas, estos tópicos con los que respondemos son eficaces y ayudan de verdad a la persona que está sufriendo.

El counselling, que es difícil de traducir decimos los que nos movemos en este campo, es una forma de relación de ayuda que sirve para que una persona competente, preparada, se acerque a otra que se encuentre mal, que está sufriendo por cualquier motivo, y le acompañe a explorar lo que le pasa a iluminar las dificultades que está atravesando, a identificar los recursos que tiene dentro de sí y que hay a su alrededor y quizás no esté aprovechando.

Es una forma de acompañamiento para personas que se encuentran mal, que se puede aprender, se estudia, en algunos países es una profesión, en otros países, cómo en el nuestro, se aprende para aplicarlo a profesiones que ya por su propia naturaleza son de encuentro y de ayuda a los demás. Es el caso de medicina, de enfermería, de trabajo social, de animador sociocultural, es el caso de los abogados, de los profesores, de quien quiere hacer de tutor o quien quiere ayudar en otros roles de voluntariado y en la propia familia.

Estudiar counselling es trabajarse a sí mismo, es acompañar a interiorizar un conjunto de actitudes, es entrenarse en unas cuantas habilidades de comunicación para conseguir que el encuentro sea una experiencia terapéutica, una posibilidad de iluminar, desvelar el mundo interior y conectar recursos y dificultades para ayudarse a sí mismos y ser más felices. Tomar las mejores decisiones en situaciones complejas, discernir en medio de las oscuridades que nos encontramos y vivir también, sanamente, las dificultades que no se pueden cambiar.

El counselling se aprende, hay que desaprender, desaprender estas tendencias espontaneas y entrenarse en el difícil arte de escuchar centrados en la persona. Quién aprende a escuchar se convierta a sí mismo en medicina para los demás, porqué la escucha tiene un auténtico valor terapéutico.