COMPROMISO EDUCATIVO Y SOCIAL
BLOG DE LA FUNDACIÓN PERE TARRÉS

Volver a artículos

Marruecos con los seis sentidos

  • Marruecos con los seis sentidos
Marruecos con los seis sentidos
Comparte en las redes sociales

16.05.17

Tres facultades de la Universitat Ramon Llull, la Facultad de Turismo y Dirección Hotelera Sant Ignasi, la Facultad de Ciencias de la Salud Blanquerna y la Facultad de Educación Social y Trabajo Social Pere Tarrés, la nuestra, compartimos del 18 al 22 de abril un viaje de estudios en Marruecos, una experiencia multidisciplinaria.

A las tres facultades, nos une la importancia que le damos a las relaciones personales, la acogida (en los ámbitos de sanidad, justicia social y ocio), la mirada global y el estudio antropológico. Por este motivo, 20 alumnos de las tres facultades y 3 profesores viajamos a Marruecos donde vivimos una experiencia intercultural y interreligiosa que nos permitió “ver el propio mundo con otros ojos”, acercándonos al norte de África, descubriendo algunas de las necesidades presentes y los medios con los cuales se intenta satisfacerlas.

Visitamos diferentes centros y participamos  haciendo tareas de voluntariado, a la vez tuvimos contactos con personas significativas de Tánger y Tetuán:

- Tetuán:  Centros de acogida para la infancia marginal. Apartamento de la asociación APISF para chicas, y centro Anjal para chicos.
- Tánger: Centro infantil de las Hermanas de Calcuta (Dartika), centro para personas con discapacidades graves de los Hermanos de la Cruz Blanca, guarderías para niños con necesidades especiales (sordos-mudos, con dificultades sociales)
- Conferencia sobre el contexto religioso marroquí, intercambios con profesionales  y encuentro interesante con el obispo de Tánger.
- Recorrido por las medinas como Patrimonio Mundial.

Las valoraciones de los estudiantes han sido muy buenas, una media 3,5 sobre 4, y las de los docentes también. La experiencia ha sido muy gratificante en todos los sentidos, ya sea para poder acercarnos a una cultura muy diferente a la nuestra, como para hacernos replantear qué es esencial en nuestras vidas.

Hay que destacar especialmente la sensibilidad del grupo por los temas sociales, la predisposición en las actividades programadas y la buena sintonía que se generó entre todos nosotros. Puedo decir convencida que ha sido un placer hacerlo. Experiencias de este tipo amplían la mente, y dan sentido a nuestras tareas como docentes de los futuros profesionales de la acción social.