COMPROMISO EDUCATIVO Y SOCIAL
BLOG DE LA FUNDACIÓN PERE TARRÉS

Volver a artículos

La gamificación en el aprendizaje

  • La gamificación en el aprendizaje
La gamificación en el aprendizaje
Comparte en las redes sociales

04.02.19

Resulta muy acertada la sentencia de Van Doren cuando afirma que el arte de enseñar es el arte de descubrir. Los docentes tenemos la obligación pedagógica de buscar las mejores maneras de transmitir los conocimientos, actitudes y valores de nuestro proyecto educativo, pero sin lugar a dudas nos tenemos que adaptar al alumnado del nuevo milenio. Ahora bien, no se trata simplemente de ofrecer por ofrecer nuevas maneras de hacer que sean alternativas: definitivamente no debemos ofrecer humo a los alumnos ya que ellos mismos, muy a menudo, han aprendido muchas cosas fuera de la escuela que a veces comprometen el cotidiano del aula. 

La experiencia educativa no está sólo limitada al aula convencional, todos sabemos que hay muchas herramientas para estudiar y aprender.  Con esto no afirmamos que el docente debe ser sustituido sino que a menudo debe convertirse en un nuevo tipo de profesor: un docente que facilite la información, potencie la motivación y las ganas por aprender, despierte la curiosidad por las materias de estudio y sea conocedor de recursos pedagógicos de muchos tipos para saber dar de manera personalizada a cada uno de nuestros alumnos lo que necesita; una persona que sepa adaptarse a las diferencias y aproveche las nuevas tecnologías para desarrollar las áreas que trabaja. Realmente el reto cada vez es más complicado.

Hay muchos alumnos en nuestras aulas que piden una educación más activa, una manera diferente de hacer las cosas. La falta de atención a veces no es causa de desinterés sino aburrimiento o atontamiento por unas clases excesivamente magistrales o quizás dirigidas desde una perspectiva demasiado tradicional.

Como alumno el hecho de apasionarse por las asignaturas que se nos ofrecen en las aulas no siempre deviene fácil y es por eso que no hay que olvidar la mirada del otro lado: el niño, el adolescente o joven que tenemos sentado ante nosotros durante una jornada lectiva. Cabe decir que muchas veces observamos en nuestros alumnos que sólo recuerdan aquellos datos o lo que les interesa. Supongo que no hay que sorprendernos ya que en el mundo de los adultos pasa lo mismo, la porción del interés que ponemos a las cosas es el porcentaje que recuerdas después. Probemos algo. Si les habláis de videojuegos, consolas, juegos de tabletas, o incluso de los juegos de mesa modernos, seguramente sabrán de qué les hablamos. Y si encima les planteamos herramientas de gamificación para el aula es muy posible que capturemos su atención. ¿Qué os parecería tener en nuestro cotidiano escolar aspectos del aula con aires lúdicos? 

Os ofrecemos una serie de mecanismos vinculados a los juegos que pueden servir para potenciar y motivar, para evaluar e incluso facilitar la entrada a contenidos más complicados ... ¡pero jugando! Porque como decía Einstein: no sólo tenemos que enseñar a nuestros alumnos sino proporcionar las condiciones para que aprendan. 

Si os interesa aprender más: https://www.peretarres.org/formacio/curs-la-gamificacio-laprenentatge-?codi=3685