Sala de prensa Sala de expertas y expertos Pere Tarrés en cifras Opinión y análisis de actualidad
 Volver a noticias

La Fundación Pere Tarrés propone un verano que contribuya al bienestar emocional de los niños después del periodo de confinamiento

21.04.20

La Fundación Pere Tarrés valora de forma muy positiva el anuncio realizado por el conseller de Educación, Josep Bargalló, de incrementar el número de actividades de tiempo libre educativo este verano. Convencida de que las colonias y los centros de verano son clave en el desarrollo de los niños, adolescentes y jóvenes, la entidad lleva más de 60 años organizando estas actividades, por lo que considera que este verano más que nunca se ha de conseguir que todos los niños y niñas puedan participar en actividades de educación en el tiempo libre.

Concretamente, la Fundación Pere Tarrés confía en que los casals y las colonias de verano contribuirán a compensar la situación vivida en los meses de pandemia y confinamiento. Tendrán una función de recuperación emocional, dado que los niños habrán pasado momentos complicados (con el confinamiento, tal vez con personas enfermas a su entorno, y en ocasiones con conflictos familiares en casa). Se convertirán en un factor de socialización, para reencontrar sus amigos o hacer otros nuevos después de tantos meses de aislamiento. También el contacto con la naturaleza, el juego al aire libre, la actividad física y deportiva que siempre incorporan estas actividades en verano podrán contribuir al bienestar de la infancia, después de estos meses tan duros. Finalmente, como pedía el conseller Bargalló, servirán para reforzar algunas competencias académicas que siempre han trabajado de una forma menos formal y más lúdica desde el tiempo libre educativo. Los espacios de comedor al mediodía en las escuelas, las actividades extraescolares, la atención social y educativa en las tardes en los centros socioeducativos, las colonias durante el curso, los casals de verano, las colonias temáticas, son algunos de los ejemplos de actividades de ocio habituales que incorporan un componente educativo.

Para la Fundación Pere Tarrés, una de las prioridades de este verano debe ser asegurar la equidad social para que este año ningún niño se quede sin participar en las actividades de tiempo libre educativo. Es fundamental que como sociedad redoblemos los esfuerzos para asegurar que los niños de familias más desfavorecidas puedan disfrutar "del verano de su vida", ya que son quienes más están sufriendo el impacto del confinamiento. Desde hace años, la Fundación Pere Tarrés cuenta con la campaña "Ningún niño sin colonias" de sensibilización y captación de fondos que el año pasado logró becar las actividades de 4.040 niños en situación de vulnerabilidad social. La entidad espera contar este verano con un incremento del apoyo por parte de administraciones, empresas y particulares para asegurar que todos los niños y niñas de Cataluña puedan disfrutar de un verano de recuperación emocional, social y académica.

Como la entidad de tiempo libre educativo más grande de Cataluña, la Fundación Pere Tarrés pone a disposición de la administración y de las familias sus más de 60 años de trayectoria en la educación en el tiempo libre, sus casas de colonias y albergues juveniles y sus más de 3.000 trabajadores y 4.000 voluntarios para acompañar a los niños, adolescentes y jóvenes durante este verano. En este sentido, sus equipos ya se han puesto en marcha esta semana para adaptar el programa de actividades educativas de ocio que tenía preparados para este verano, que se centra en la sensibilización sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible y el valor de la ecología. También los casi 200 centros de esplai vinculados a la Fundación Pere Tarrés para toda Cataluña y Baleares siguen trabajando estos días, como cada año, su propuesta educativa de ocio conscientes de la nueva situación de estos meses de verano.

La Fundación Pere Tarrés espera que en los próximos días el Departamento de Educación concrete la propuesta de incrementar el número de plazas en los casals y colonias así como la orientación pedagógica que se espera. También pide que cuando llegue el momento se hagan llegar directrices claras y protocolos de las autoridades sanitarias.