Sala de prensa Sala de expertas y expertos Pere Tarrés en cifras Opinión y análisis de actualidad
 Volver a noticias

La Fundación Pere Tarrés reivindica el papel de las personas cuidadoras

29.11.18

El trabajo altruista y no remunerado que hacen los familiares y amigos de personas con dependencia recibe el reconocimiento de la Generalitat, la Cruz Roja y la Fundación Pere Tarrés.

Más de un centenar de personas, la mayoría cuidadoras y sus familiares, participaron en el acto institucional de reconocimiento a las personas cuidadoras no profesionales en la Casa del Mar de Barcelona. Un año más, la Fundación Pere Tarrés, la Cruz Roja y la Generalitat de Cataluña han querido reconocer el trabajo altruista y no remunerado que hacen los familiares y amigos de personas con dependencia.

La presentación del acto corrió a cargo de representantes de las tres entidades organizadoras: Rafael Ruiz y Gauna, director de relaciones institucionales de la Fundación Pere Tarrés; Antoni Aguilera y Rodríguez, presidente de la Cruz Roja en Cataluya; y Roser Galí Izard, directora general de Familias del Departamento de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias de la Generalidad de Cataluña. Los tres quisieron agradecer la misión diaria de los cuidadores que a menudo no es valorada porque se hace en el ámbito privado y en su mayoría por mujeres. Rafael Ruiz invitó a los participantes a asistir a las formaciones y grupos de apoyo para adquirir formación básica y conocer otras personas que viven circunstancias parecidas. "Sólo vosotros conocéis los sentimientos de sufrimiento, desazón, solicitud, e incomprensión... pero también el de afecto, estima, cercanía y compromiso." Además, Ruiz destacó la función imprescindible de las redes sociales y los grupos de whatsapp como herramienta de ayuda y de orientación para compartir experiencias.

La ética y cuidado de los demás

Los valores son parte de la identidad humana y los aplicamos cada día de manera inconsciente. Una de las filósofas más relevante del siglo XX, Carol Gillegan, dice que el cuidado de los demás es tan importante como la justicia. Con esta cita, José Ramos, médico psiquiatra y miembro de diferentes comités de ética, remarcó la necesidad de aplicar la ética civil en el cuidado de los otros y romper el rol tradicional entre los trabajos de hombres y mujeres. "Hay que universalizar los cuidados. El bienestar de la sociedad depende de la capacidad de cuidarnos unos a otros. Hay que modificar la educación de las generaciones futuras, pasando del individualismo, la discriminación de género y la felicidad inmediata y enfocarla hacia la solidaridad y la ayuda social".

Al terminar la conferencia, se abrió un turno de preguntas. Los cuidadores transmitieron sus preocupaciones, expresaron que en muchos casos se encuentran solos ante situaciones de inestabilidad emocionales y económicas y que les falta amparo social y legal. Algunos de los asistentes también quisieron compartir sus casos, algunos de ellos muy emotivos. Una mujer pidió el turno de palabra para dar las gracias a su marido, también presente en el auditorio, para cuidar de ella desde hace años, cuando le detectaron esclerosis múltiple. Todo el público se puso de pie y aplaudió al cuidador.

Mesa de experiencias

Las vivencias personales tomaron protagonismo en la parte final del acto. Cuatro cuidadores explicaron cómo era su día a día teniendo cuidado de los abuelos, hijos, padres y suegros. Sara de la Fuente, Elena Lario, María Silvestre y Josefa Jiménez pusieron voz a la representación del colectivo con la exposición de sus casos particulares del entorno familiar. Las cuatro coincidían en que la responsabilidad de cuidar de una persona dependiente supone una carga física y emocional agotadora pero que a la vez genera un sentimiento de "tranquilidad, satisfacción y orgullo".

Para concluir el acto, Laia Pérez, coordinadora de Tutelas de la Subdirección General de Atención y Promoción de la Autonomía Personal, dio las gracias de nuevo a todos los cuidadores y se puso a su servicio: "El Departamento debe invertir más recursos para facilitar la tarea de los cuidadores. Somos servidores públicos y queremos construir una sociedad mejor."

Acte reconeixement a les persones cuidadores no professionals