Sala de prensa Sala de expertas y expertos Pere Tarrés en cifras Opinión y análisis de actualidad
 Volver a noticias

Más de 160 jóvenes de esplais del MCECC de la Fundación Pere Tarrés empiezan la formación como monitores/as y directores/as de ocio educativo

20.08.20

Más de 160 jóvenes del Movimiento de Centros de Esplai Cristianos Catalanes (MCECC) de la Fundación Pere Tarrés se forman, hasta el 30 de agosto, en los cursos de monitores/as y directores/as de ocio educativo en la casa de colonias de la Ruca (Barcelona) y en el albergue la Sala (Barcelona). Este año 120 jóvenes cursan el título de monitor y 40 el de director.

 

Estos cursos residenciales convierten en un espacio de convivencia y formación intensiva que permite que alumnos y profesores compartan experiencias y reflexiones en torno al ocio educativo, combinando las clases magistrales con las sesiones prácticas y el trabajo en grupos reducidos.


Para la Fundación Pere Tarrés, contar con monitores formados es fundamental dado que desarrollan una tarea con mucha responsabilidad, especialmente este año que, con la emergencia sanitaria, se han convertido en los primeros que han tenido contacto con los niños después de meses de restricciones.


Los monitores están muy cerca de los niños y adolescentes, lo que hace que crezca una relación de afecto y respeto. Es por eso que los monitores y monitoras son agentes transformadores de nuestra sociedad.

 

Un nuevo contexto marcado por el covid-19


Aunque el verano es tiempo de colonias, campamentos o vacaciones, los monitores también aprovechan para formarse y poder prepararse para el nuevo curso de en septiembre, sobre todo en un contexto marcado por el covid-19. Cabe destacar que los monitores y monitoras han sido el primer contacto social y educativo que han tenido los niños y jóvenes después de meses de confinamiento.


Los casales, los campamentos y las colonias de verano han sido las primeras actividades de convivencia entre niños y jóvenes donde se han podido probar una serie de medidas higiénico-sanitarias que muy posiblemente se pondrán en marcha el próximo inicio de curso escolar. "El trabajo que han venido desarrollando los monitores y las monitoras ha sido clave, especialmente después de meses de restricciones en los que algunas familias lo han pasado muy mal", ha explicado Joan Morte, vicepresidente del MCECC.

 

Formación específica para un nuevo contexto


Durante los diez días que dura el curso, 12 docentes de la Fundación Pere Tarrés imparten los diferentes talleres y formaciones específicas en áreas como educación emocional, interculturalidad, resolución de conflictos, psicología, educación ambiental, primeros auxilios, recursos de animación, gestión y marco legal, entre otros. Los talleres incidirán explícitamente en la educación en valores y pondrán atención a las medidas de seguridad higiénico-sanitaria.


Además, aunque los cursos residenciales dan una formación integral que se traduce en herramientas para que los monitores/as puedan hacer frente a los retos diarios, la situación actual ha hecho que también se ponga de relieve la formación específica para dar respuesta emocional los niños y jóvenes que lo necesiten. "Los monitores saben cómo detectar cuando un niño puede estar pasando un mal momento, pero, durante estos días, también pondremos en común herramientas y sistemas específicos para poder detectar rápidamente estas situaciones y saber cómo actuar", apuntó Joan Morte.

Todas las actividades previstas durante los cursos residenciales se desarrollan siguiendo la normativa y las recomendaciones establecidas por las autoridades sanitarias. Los cursos son un espacio donde poder poner en común inquietudes y preguntas teniendo en cuenta esta nueva realidad.


La formación de monitores a través de los cursos residenciales está dirigida a los mayores de 18 años. Con la obtención del título los jóvenes podrán mejorar su labor como educadores y al mismo tiempo tendrán una oportunidad excelente para renovar las ideas, consolidar metodologías y compartir experiencias con otros jóvenes que realizan una tarea similar.

60 años formando monitores


Este año, la Escuela del Esplai de la Fundación Pere Tarrés celebra su 60 cumpleaños, situándose como la primera escuela de toda Cataluña dedicada a la formación en el tiempo libre.


Además de los participantes en los cursos residenciales, el MCECC también organizó, del 2 al 12 de agosto la formación prevista para Semana Santa y que se tuvo que suspender por la emergencia sanitaria. Durante esta quincena, se formaron unos sesenta más, lo que supone un total de 225 personas formadas en ocio educativo durante el mes de agosto de este año.


El Movimiento de Centros de Esplai Cristianos Catalanes (MCECC) de la Fundación Pere Tarrés es una federación que agrupa más 200 centros de esplai de las diócesis de Barcelona, ​​Terrassa, Sant Feliu de Llobregat, Lleida, Solsona, Tarragona, Tortosa, el Urgell y Mallorca. Los centros de esplai del MCECC acogen más de 22.000 niños, adolescentes y jóvenes, gracias a la labor educativa y voluntaria de más de 4.200 monitores.