Sala de prensa Sala de expertas y expertos Pere Tarrés en cifras Opinión y análisis de actualidad
 Volver a noticias

"La solución pasa por introducir el diálogo en los procesos judiciales", Ramón Sáez Valcárcel en la Cátedra de Justicia Social y Restaurativa de la Facultad Pere Tarrés-URL

20.10.21

"Hay una necesidad de establecer procesos y sistemas de diálogo dentro del sistema penal. Se deben potenciar programas para situar a las víctimas en el centro, repararlas y respetarlas". Con estas palabras, el magistrado de la Audiencia Nacional, Ramón Sáez Valcárcel, ha arrancado la conferencia inaugural que daba el pistoletazo de salida a este curso de la Cátedra de Justicia Social y Restaurativa de la Facultad de Educación Social y Trabajo Social Pere Tarrés-URL que se ha centrado en dar a conocer la justicia restaurativa como "modelo transformador y reparador del sistema judicial actual".

El magistrado destacó las deficiencias del sistema de justicia penal y afirmó su mal funcionamiento y la implementación, en los últimos veinticinco años, de "un consenso sobre la prisión y el aumento de la duración de las penas”. Sáez ha denunciado "que vivimos en una sociedad que basa la reinserción en la imposición de penas más duras y se siente cómoda produciendo sufrimiento". La mayoría de las soluciones a este defecto se piensan desde marcos retributivos y, por ello, "se cree que hay vidas que son dignas y otras que son desechables". Sin embargo, como él dice, hay estudios donde se demuestra que "las penas ni rehabilitan ni protegen". 

Ramón Sáez Valcárcel destaca el papel de la víctima en el proceso judicial. Como afirma "el Estado expropia el conflicto a la víctima y oculta sus intereses y necesidades. Así que no hay espacio en el sistema judicial para ellas. Su voz es suplantada por asociaciones políticas”. En este sentido, Sáez propone la justicia restaurativa como el modelo alternativo a seguir para proteger a las víctimas y reintegrar a los infractores. La justicia restaurativa tiene como última instancia hacer entender a las víctimas y al resto de la población que instalarse en la ira o en la idea de causar dolor son erróneas, ya que "los presuntos acusados también son seres humanos con dignidad y tienen derecho a ser atendidos". Ideas como la paz y la no violencia caracterizan este modelo

El magistrado de la Audiencia Nacional mencionó que el diálogo es el mecanismo fundamental para la "reparación simbólica", es decir, para invitar a los acusados a pensar en las víctimas, a buscar espacios de diálogo donde, con la ayuda de un mediador, los involucrados se escuchen y se expresen, a fin de garantizar el respeto y la voluntad de ambas partes, especialmente a las víctimas". Sáez Valcárcel no ha olvidado mencionar que la formación es clave para la construcción de un modelo de justicia restaurativa, ya que "cualquier idea de cambio pasa por la educación, que es el espacio para la construcción de una ciudadanía igualitaria". 

La directora de la Cátedra de Justicia Social y Restaurativa, Esther Giménez-Salinas, ha asegurado que "la justicia restaurativa no goza de buena salud, ya que no tiene una estructura fija". Además, afirmó que "en el futuro la población penitenciaria será menor y será sustituida por el control telemático, ya que no habrá dinero para pagar las cárceles. Esto será igual o peor que el sistema penal actual".

El magistrado de la Audiencia Nacional, Ramón Sáez Valcárcel, ha sido presentado por la Dra. Esther Giménez-Salinas y la jornada también han contado con la participación del decano de la Facultad de Trabajo Social y Educación Social Pere Tarrés-URL, el Dr. Joan Andreu-Rocha.

Para concluir el evento, se han respondido algunas de las preguntas de los asistentes. El público se ha interesado por temas como el papel de la educación en la aplicación de un cambio de perspectiva pedagógica basado en la justicia restaurativa. Por otro lado, la razón por la que es tan difícil pasar a un mecanismo de justicia restaurativa ha sido otro de los puntos clave de las preguntas dirigidas a Sáez, quien ha atribuido la culpa a la deshumanización de los procesos penales actuales. 

El objetivo principal de la Cátedra es trabajar por la investigación, la docencia y la difusión, a través del desarrollo de los principios de la justicia social y restaurativa. Además, se pretende transformar el modelo actual de justicia social, en el sentido más amplio. Es decir, promover un modelo de justicia que enfatice una visión restaurativa.