Sala de prensa Sala de expertas y expertos Pere Tarrés en cifras Opinión y análisis de actualidad
 Volver a noticias
  • Entrevista a Carolina Cañellas, directora del posgrado de Acompañamiento socioeducativo en entornos virtuales
  • Comparte en las redes sociales

Entrevista a Carolina Cañellas, directora del posgrado de Acompañamiento socioeducativo en entornos virtuales

05.11.20

Entrevistamos Carolina Cañellas, directora del posgrado de Acompañamiento socioeducativo en entornos virtuales que ofrece la Facultad de Educación Social y Trabajo Social Pere Tarrés - Universitat Ramon Llull, formación que pretende dar herramientas a los profesionales del trabajo social para poder desarrollar su tarea en una época donde el teletrabajo tiene más protagonismo que nunca. 

Entendiendo que la cuarentena ha jugado un papel importante, ¿Cuándo y de dónde surge la idea de crear un posgrado de Acompañamiento socioeducativo en entornos virtuales?

Después de finalizar el curso, y con la expectativa que los modelos educativos híbridos, con una complementación de medios presenciales y virtuales, formarán parte de la normalidad a medio plazo, desde la Facultad se propone la creación de este programa como espacio de crecimiento profesional y difusión de prácticas que permitan la atención socioeducativa mediante las TIC.

¿A quien está destinado este posgrado?, ¿Cuáles serían los principales colectivos vulnerables que se beneficiarían de este acompañamiento virtual?

Este posgrado tiene como destinatarios todos los profesionales que están en contacto directo con niños, jóvenes y familias, en un contexto de acompañamiento e intervención socioeducativa, tanto en contexto de crisis como en contexto de normalidad y que quiera incorporar la semipresencialidad en sus programaciones. También se plantea que puedan beneficiarse otros colectivos en el uso positivo de las tecnologías para mantener el vínculo social y/o recibir apoyo en momentos de crisis.

¿Qué representa la doble perspectiva del proyecto formativo? ¿Cómo se forman estos grupos vulnerables en el uso positivo de las tecnologías?

Entre los objetivos del programa encontramos dos que concretamente van dirigidos tanto a colectivos profesionales como a colectivos que no pertenecen al sector profesional de la intervención social, y que tienen como finalidad última formar en el uso positivo de las nuevas tecnologías: pautas para situaciones de aislamiento, indicadores para la detección y prevención de aspectos disfuncionales en el uso del móvil u otras pantallas, gestión de emociones, herramientas de comunicación no presencial, pautas de comunicación no presencial, aspectos todo ellos de educación digital y que nos afectan de manera transversal a profesionales y no profesionales del sector.

¿Cómo se puede paliar, a través de una pantalla, la carencia de contacto físico de los colectivos vulnerables?

Los profesionales que trabajamos a través de la relación sabemos que la pantalla supone un gran reto, pero aun así, podemos hacer uso de elementos de la comunicación implicados en el vínculo, que generan empatía, comprensión y acompañamiento. Lo son la mirada, la escucha activa, hacer preguntas, la accesibilidad y la predisposición a acompañar emocionalmente... son presentes tanto en la atención presencial como la que no lo puede ser. Y, además, también podemos hacer uso de técnicas de juego que permitan la interactividad y la implicación emocional y motivacional en la comunicación.

¿De qué manera se puede acompañar virtualmente una persona sin recursos que no dispone de los elementos necesarios para hacer una videollamada?

El acompañamiento se realiza en base a procesos de comunicación, por lo tanto cualquier canal que permita esta comunicación es una puerta. El teléfono, por ejemplo, ha sido y es utilizado por los profesionales de los sectores psicosociales y sanitarios como canal de contención y de acompañamiento.

¿Crees que en un futuro "puesto-covid" el acompañamiento online será una herramienta útil?, ¿Por qué?

Si, y tanto, todos juntos estamos haciendo un curso acelerado en nuevas tecnologías, y aprendemos a incorporar las ventajas que nos da la tecnología. El acompañamiento online permite hacer intervenciones en colectivos que tienen dificultades para acceder presencialmente a los recursos, por dificultades en la movilidad, por ejemplo, y también agilizar la intervención en situaciones de crisis, el trabajo en equipo y las coordinaciones sin un gasto de recursos.

Pero más allá de esto, el acompañamiento online tiene que estar incorporado en los programas de acompañamiento a jóvenes y niños, por el simple hecho de que son generaciones la identidad de las cuales se ha construido teniendo una gran participación en estos entornos y es una realidad con la cual tendrán que convivir. Una programación que no incluyera esta cara educativa, metodológica y preventiva hacia el mundo digital estaría obviando una dimensión que genera una influencia muy relevante en la toma de decisiones y en la vida de los adolescentes y jóvenes de hoy en día.