Sala de prensa Sala de expertas y expertos Pere Tarrés en cifras Opinión y análisis de actualidad
 Volver a noticias

Empiezan de las colonias y los centros de verano de la Fundación Pere Tarrés en Cataluña y Baleares

05.07.20

Con la llegada del verano y el final de un curso escolar excepcional, el pasado 22 de junio comenzaron las actividades de verano de la Fundación Pere Tarrés, la entidad de ocio más grande de Cataluña y Baleares. Aunque, dada la situación actual, el ritmo de inscripciones se llevó a cabo más tarde en el calendario, en las semanas previas al pistoletazo de salida se aceleró, especialmente desde que se conocieron las medidas de seguridad y las fases de desconfinamiento. De este modo, actualmente, las actividades de verano de la Fundación Pere Tarrés y los 200 centros de esplai federados del Movimiento de Centros de Esplais Cristianos Catalanes (MCECC) cuentan con más de 17.200 niños y jóvenes inscritos en colonias y casales de verano, además de campamentos y rutas, actividades propias de la época estival.

Disfrutar del ocio educativo con seguridad

La Fundación Pere Tarrés ha adaptado todas las actividades e instalaciones a los protocolos y normativas decretados por las autoridades sanitarias para prevenir el Covid-19. Es por ello que la Fundación Pere Tarrés ha destinado más de 80.000 euros a la compra de materiales sanitarios y hará llegar materiales de protección a cerca de 150 casales, casas de colonias y centros socioeducativos de la red de centros adheridos a la entidad. Todo, para poder vivir, una vez más, un verano inolvidable y que será más necesario que nunca para los niños. La Fundación Pere Tarrés considera que las actividades de educación en el tiempo libre son clave en el desarrollo de los niños, adolescentes y jóvenes. Dadas las circunstancias, el ocio educativo, tras semanas de confinamiento y emergencia sanitaria, es más importante que nunca porque la oferta lúdica contará con una función socializadora y pedagógica.

Campaña solidaria ‘Cap infant sense colònies’

Una de las prioridades de este verano, además de respetar las medidas higiénico-sanitarias, está siendo asegurar la equidad social para que ningún niño ni niña se quede sin participar en las actividades de ocio educativo. Este año, la Fundación Pere Tarrés, a través del programa ‘Cap infant sense colònies’ ha recibido, hasta el momento, más de 3.000 solicitudes para que los niños y niñas en situación de vulnerabilidad social puedan disfrutar de actividades de verano.

La Fundación en el territorio catalán

Este año, los primeros en abrir sus puertas fueron los centros de verano de la provincia de Barcelona, como en Barcelona ciudad, Barberá del Vallés, Premià de Mar, Sant Vicenç dels Horts, Cerdanyola del Vallès y Sant Just Desvern, entre otros. Algunas de las imágenes insólitas que dejaron los primeros días de actividades fueron la entrada por turnos en las instalaciones, las mascarillas, la higiene recurrente de manos, la distancia física entre los niños y la distribución en grupos reducidos para de evitar contagios. Una semana después de Barcelona, ​​iniciaron su actividad en la Cataluña central donde, por segundo año consecutivo, la Fundación Pere Tarrés ha organizado actividades en 4 centros distribuidos en Sallent, Cabrianes y Monistrol de Montserrat (Bages) y Guissona (Segarra), con un total de 550 niños y jóvenes inscritos.

Con respecto a la comarca del Maresme, la primera semana de actividad, la Fundación Pere Tarrés puso en marcha 11 centros distribuidos en Mataró, Arenys de Mar y Pineda de Mar, con un total de 280 niños y jóvenes inscritos. En el caso de la demaració de Tarragona, 123 niños y niñas de entre 3 y 12 años comenzaron las actividades en los casales de verano, bajo la organización del Instituto Municipal de servicios Sociales de Tarragona, con la colaboración de la conselleria de Educación del Ayuntamiento y la gestión de las actividades que va a cargo de la Fundación Pere Tarrés. Las inscripciones a los centros se hacen por semanas y hasta el momento hay 586 que se distribuyen a lo largo de todo el mes.

Más actividades en Mallorca 

Por segundo año consecutivo, la Fundación Pere Tarrés organiza 3 escuelas de verano en la demarcación de Mallorca, los cuales inician actividades con el 100% de ocupación, lo que supone 150 niños y jóvenes, y con lista de espera. Los centros son escuelas de verano que organizan actividades organizadas por la Fundación Pere Tarrés en colaboración con el área de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Palma, Fundación Sa Nostra, Fundación Barceló, Escuela Virgen de Lluc, la Fundación San Juan de Dios Servicios Sociales Mallorca y Cáritas.

Comprometidos con la sostenibilidad 

Desde la Fundación Pere Tarrés se mantiene el compromiso con la seguridad de los participantes en las actividades y es por eso que se han adaptado las actividades de ocio y sus casas de colonias y albergues a las normativas actuales. El objetivo es asegurar un verano de diversión, socialización y bienestar emocional donde los niños, a pesar del contexto diferente de este año, puedan disfrutar tanto como siempre de las actividades de ocio. En el caso de los casales, este año trabajarán los valores propuestos por los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) como eje temático de las actividades.