Sala de prensa Sala de expertas y expertos Pere Tarrés en cifras Opinión y análisis de actualidad
 Volver a noticias
  • La demanda de los centros socioeducativos de la Fundación Pere Tarrés se dispara debido a la crisis económica y social por el Covid-19

La demanda de los centros socioeducativos de la Fundación Pere Tarrés se dispara debido a la crisis económica y social por el Covid-19

15.10.20

A pocos días de la conmemoración del Día internacional para la erradicación de la pobreza, el 17 de octubre, la Fundación Pere Tarrés ha detectado un empeoramiento de las condiciones de vida de las familias que acompañan a sus centros socioeducativos. La pandemia del Covid-19 ha agravado la situación de las personas que se encontraban en situación de vulnerabilidad antes de la llegada del virus. En el caso de las familias que acompaña la Fundación Pere Tarrés, la entidad ha constatado que las medidas de confinamiento y las circunstancias socioeconómicas actuales han hecho crecer la demanda de los servicios de los centros socioeducativos propios, en los barrios de Poblenou y Poble Sec, lo que ha provocado una avalancha de solicitudes y un aumento exponencial de las listas de espera. La mayor parte de estas personas vienen derivadas de los servicios sociales.

En concreto, en el centro socioeducativo de Poble-sec, 108 niños y adolescentes han quedado fuera, mientras que el de Poblenou, son 69. Así, actualmente, 177 niños y adolescentes están esperando para poder obtener plaza. En 2019, la lista de espera de los dos centros sumaba 101 personas. Esto supone que, en 2020, se ha producido un incremento del 75% respecto al curso pasado.

El 2019, el centro socioeducativo de Poble-sec registró 41 niños y jóvenes en lista de espera, mientras que Poblenou tuvo 60. En cuanto a cada centro, en el de Poble-sec, la demanda se ha incrementado un 163% y en el de Poblenou, un 15%.

El centro de Poble-sec oferta líneas de infantil, primaria y secundaria y, este año, da servicio a 75 familias. Por su parte, el centro de Poblenou cuenta con un espacio familiar (dirigido a madres y bebés), además de las líneas de infantil, primaria y secundaria que, para este curso, cuenta con 92 familias beneficiarias.

Familias en una situación aún más crítica

La crisis del Covid-19 ha supuesto para las familias en situación de vulnerabilidad vivir en unas condiciones aún más precarias de las habituales. Unas circunstancias que se han traducido en una pérdida o precarización del trabajo, un descenso de los recursos económicos para cubrir las necesidades diarias de higiene y alimentación, así como la falta de recursos materiales, informáticos o de conectividad. Esta realidad, según han podido comprobar los profesionales sociales de los dos centros, ha generado problemas de convivencia familiar a raíz del confinamiento en viviendas, a menudo, muy reducidas o compartidas, además de la reducción de las redes de apoyo familiar.

En este sentido, los profesionales de los centros socioeducativos, tanto de Poblenou como de Poble-sec, han trabajando intensamente para mantener el contacto estrecho con las familias. Las llamadas diarias y el seguimiento constante de los casos les ha permitido detectar situaciones de emergencia —en ocasiones de violencia intrafamiliar— que, sin la implicación y compromiso de los profesionales, no habrían sido posible detectar. Sin embargo, también ha habido casos en positivo, como algunas familias que se pusieron en contacto con los centros para pedir ayuda ya que la situación los desbordaba, lo que muestra que el trabajo realizado hasta el momento ha dado sus frutos.

CoronaKits: solidaridad más allá del confinamiento

Con el nuevo curso, y en previsión de futuros confinamientos por positivos en grupos burbuja de las escuelas, la Fundación Pere Tarrés ha preparado unos kits de material escolar, los CoronaKits, dirigidos a los niños y jóvenes en situación vulnerable que tengan que hacer cuarentena o aislarse en casa. Los kits estarían formados por material de papelería, tales como hojas, lápices o rotuladores. La iniciativa nace con el objetivo de reducir la brecha social entre estos niños a la vez de acceder al material escolar.

Durante los meses de confinamiento, más de sesenta donantes, entre empresas y particulares, se movilizaron para dar apoyo económico o en especie, en el marco de la campaña solidaria 'Ayúdales a crecer'. Esto se tradujo en más de 800 equipos informáticos y 450 tarjetas de conectividad, además de material de protección sanitaria, como 2.000 mascarillas, 1.800 guantes y 250 geles higienizantes. Aparte de las cesiones de material en especies, se recaudaron también 48.460 €.

Los centros socioeducativos de la Fundación Pere Tarrés

La Fundación Pere Tarrés cuenta con la Red de Centros Socioeducativos (XaCS), que agrupa centros socioeducativos de 12 municipios, los cuales buscan mejorar la situación de los niños en situación de vulnerabilidad social. En estos centros se trabajan aspectos como la gestión de las emociones, la relación con los compañeros, los adultos y el entorno, además de ser espacios para el refuerzo escolar.

Dentro de esta red, la Fundación Pere Tarrés cuenta con dos centros propios en la ciudad de Barcelona, en los barrios de Poblenou y Poble-sec. Actualmente, los centros adheridos a la XaCS dan servicio a más de 3.000 niños y jóvenes.