Sala de prensa Sala de expertas y expertos Pere Tarrés en cifras Opinión y análisis de actualidad
 Volver a noticias

Más de 30.000 niños y jóvenes se implicarán contra la crisis climática en las colonias y actividades de verano

19.02.20

Aunque aún falta mucho para el final del curso escolar, las familias comienzan ya la planificación de las actividades veraniegas de educación en el tiempo libre, como las colonias y los casals de verano. Es por ello que la Fundación Pere Tarrés abre estos días las inscripciones de una amplia oferta educativa. El año pasado más de 34.000 niños y jóvenes participaron en unas 650 actividades de verano diferentes, como colonias, casals o campamentos que se realizarán en toda Cataluña y Baleares. Las inscripciones para las colonias de verano se pueden hacer en la web www.peretarres.org/estiu.

La gran novedad de este año es que las "Vacaciones para crecer", lema que agrupa las diferentes actividades de educación en el tiempo libre de verano de la Fundación Pere Tarrés, se focalizarán en trabajar con niños, adolescentes y jóvenes entorno a uno de los grandes retos que la humanidad tiene por delante: la crisis climática y la necesidad de promover un cambio de mentalidad que revierta en una mejora de la situación del planeta. De hecho, esta voluntad de cambio será uno de los pilares de las actividades de los casals, que este año tendrán como centro de interés el medio ambiente y los ODS, los Objetivos de Desarrollo Sostenible. En cuanto a las colonias, este año la Fundación Pere Tarrés ha querido dar continuidad a la labor de sensibilización ambiental que realiza desde hace 60 años con nuevos compromisos.

 

Arrancan las primeras Eco-colonias

Este verano se pondrán en marcha las primeras Eco-colonias, un concepto con el que la Fundación Pere Tarrés quiere poner en valor la tarea de educación ambiental que realiza en sus casas de colonias por un ocio sostenible y respetuoso con el medio natural. Las colonias de verano son una experiencia única para vivir de manera intensiva el contacto con la naturaleza y los programas educativos que acompañan a las estancias en las casas de colonias incorporan criterios de sostenibilidad y de conocimiento del medio y hacen pedagogía sobre la necesidad de actuar para revertir los efectos del cambio climático. La Fundación Pere Tarrés fue pionera con la creación de sus casas de naturaleza y su programa de educación ambiental iniciado hace más de 30 años. Este año, la entidad da un paso más allá y ha decidido comprometerse con 5 acuerdos para un estilo de vida más sostenible, que quiere que sean su aportación al necesario proceso de transformación que tenemos que hacer en conjunto como sociedad y que se traducirá en una nueva manera de entender las colonias escolares y de vacaciones como espacio generador de cambio. Podéis encontrar más información sobre los 5 compromisos aquí.

Así, las colonias de este verano asumen estos 5 compromisos que se desplegarán durante este año y el próximo en una serie de medidas que transformarán la filosofía de las colonias que se venían realizando hasta ahora:

  • Reducir el consumo de energía optimizando los procesos productivos.
  • Reducir el consumo de agua y su desperdicio.
  • Promover una correcta gestión de residuos y educar a los usuarios sobre nuestra huella ecológica.
  • Potenciar las actividades pedagógicas de conocimiento y respeto del entorno natural.
  • Incorporar una cocina más sostenible y de proximidad y sensibilizar sobre la necesidad de incorporar un cambio de hábitos de consumo que revierta el cambio climático.

Estos 5 puntos se desglosan en toda una serie de acciones concretas, como la instalación de placas fotovoltaicas y termocolectores en varias casas de colonias, el cambio de proveedores de energía, de limpieza o de cocina en empresas sostenibles y de proximidad, la incorporación de elementos constructivos sostenibles (como iluminaciones led, cerramientos aislantes, vidrios dobles aislantes o techos con reducción sonora), el cambio de señalética en las casas con el fin de fomentar buenos hábitos, el desarrollo de acciones de promoción de la recogida selectiva dirigidas a los usuarios de las casas, la instalación de nuevos contenedores de residuos, la creación de nuevos itinerarios de descubrimiento del entorno de las casas de colonias, la promoción de la economía circular o el fomento del transporte sostenible en los programas educativos, entre otros.

Más allá de este enfoque transversal, las colonias de la Fundación Pere Tarrés incluyen una variada oferta educativa que combina una treintena de colonias temáticas diferentes. La novedad de este año serán las colonias tecnológicas para niños y jóvenes de 10 a 16 años, que incluyen talleres como programación, realidad virtual o diseño 3D. Aparte, se mantendrán la mayoría de colonias de otros años, como las de inglés, las artísticas, de hípica, diseño de videojuegos o cocina, entre otros. Todas diseñadas con un programa pedagógico específico pensado para que los niños disfruten de espacios de ocio a la vez que aprenden y despiertan su imaginación y creatividad. En total más de 1.000 niños participaron en las colonias del año pasado.

 

Los casals trabajarán los ODS

Las colonias no son la única actividad de educación en el tiempo libre que la Fundación Pere Tarrés organiza este verano. Para las familias que necesiten conciliar la vida laboral y familiar, la Fundación organiza actividades de verano que este año, siguiendo con la lógica de compromiso con la sostenibilidad y el respeto por el planeta, tendrán como centro de interés y eje temático los Objetivos de Desarrollo Sostenible y el medio ambiente.

Lo harán a través del lema "Seamos el cambio que queremos ver en el mundo" y la historia de Neus, una niña de 12 años que a la vez es Gaia, una superheroína que tiene el objetivo de contribuir a un planeta mejor para todos y todas. Cada semana, Gaia planteará diversos retos que se vincularán a algunos de los ODS, como el consumo sostenible, la vida terrestre y marina, el hambre cero, el fin de la pobreza, la reducción de las desigualdades o la igualdad de género. También se programarán actividades vinculadas al entorno de cada casal, como por ejemplo ir a la playa más cercana a recoger plásticos abandonados o visitar un hogar de ancianos. Aparte, y como un paso más hacia ese camino hacia un planeta más sostenible, este año por primera vez el proveedor de alimentación de los diferentes centros no incluirá envases de plástico, sino biodegradables.

En 2019 la Fundación Pere Tarrés gestionó 55 casals diferentes y en toda la campaña (de junio a septiembre) participaron 4.607 niños. Este año, las inscripciones para los casals de verano se abrirán a partir del 25 de abril.

 

Más de 450 actividades de verano y 4.000 monitores en los centros de esplai

El inicio de las actividades de verano también supone el momento de la culminación del trabajo realizado durante el curso en los diferentes centros de esplai. Durante los meses de verano, los centros federados al Movimiento de Centros de Esplai Cristianos Catalanes de la Fundación Pere Tarrés (MCECC) realizarán más de 450 actividades de verano (como colonias, campamentos y rutas) gracias al trabajo y compromiso de más de 4.000 monitores y monitoras voluntarias que dedican parte de su tiempo a educar a niños y jóvenes para contribuir a su crecimiento y desarrollo como personas. En la línea de los objetivos globales de lucha contra la crisis climática, los diferentes encuentros y actividades del MCECC incorporarán también medidas de sostenibilidad, como el fomento del transporte colectivo, la recogida selectiva o la sensibilización de cara a la reducción de la huella ecológica personal y al consumo ético

 

Más de 4.000 becas para que ningún niño se quede sin actividades en verano

Con el deseo que ningún niño o niña se quede sin poder disfrutar de estas actividades, la Fundación Pere Tarrés ha adaptado su oferta a diferentes posibilidades para que todos puedan encontrar actividades que se adapten a sus necesidades y/o expectativas. Desgraciadamente, no todos los niños y niñas pueden ejercer su derecho al ocio. Precisamente para reducir las desigualdades sociales y garantizar que miles de niños y niñas en situación de vulnerabilidad social puedan participar en actividades de tiempo libre educativo, cada año la Fundación pone en marcha la campaña de becas y ayudas "Ayúdales a crecer" (http://www.peretarres.org/ajudals). El año pasado 4.171 niños participaron en actividades de colonias y casales en el marco de este programa. Estas ayudas fueron posibles gracias al apoyo de la Generalitat de Cataluña, el Gobierno de las Islas Baleares, el Ayuntamiento de Barcelona, ​​la Diputación de Barcelona, ​​la Diputación de Tarragona, el 0,7% del IRPF para otros fines sociales y la colaboración de diversas organizaciones, empresas y particulares. En total, en 2019 la Fundación destinó a ello 1.081.896 €. La Fundación Pere Tarrés prevé que este año la demanda seguirá siendo alta y, por ello, quiere garantizar que el mayor número de niños y jóvenes puedan continuar disfrutando de los beneficios de la educación en el tiempo libre.