Sala de prensa Sala de expertas y expertos Pere Tarrés en cifras Opinión y análisis de actualidad
 Volver a noticias

La Fundación Pere Tarrés pone en marcha su campaña solidaria para becar más niños que nunca en las colonias y los casals de verano

28.05.20

Después de semanas de confinamiento y en plena desescalada de la crisis sanitaria del Covid-19, los niños i niñas podrán volver a disfrutar este verano de actividades de ocio. Serán unas actividades sin duda diferentes de otros años, seguras y cumpliendo las recomendaciones decretadas por las autoridades sanitarias, pero que serán más necesarias que nunca. La Fundación Pere Tarrés ha abierto estos días las inscripciones en los casals y colonias, en los que cada verano participan más de 34.000 niños y jóvenes, y, como cada año, lo hace con una idea muy clara: garantizar que ningún niño  o niña se quede sin actividades de tiempo libre educativo en los meses de verano.

Es por ello que la entidad lanza hoy una nueva edición de su campaña solidaria anual “Ningún niño o niña sin colonias". El objetivo es conseguir fondos para ofrecer becas a los niños y jóvenes que se encuentran en situación de mayor vulnerabilidad. Y lo hace con el convencimiento de que la educación en el tiempo libre ayuda a paliar los efectos de las desigualdades socioeconómicas y a generar oportunidades sociales y educativas.

En relación al anuncio que el departamento de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias de la Generalidad de Cataluña hizo ayer de incrementar hasta 4,65 millones el presupuesto para becar las familias en situación vulnerable la Fundación valora muy positivamente esta decisión de apoyo al tiempo libre educativo y a las familias catalanas: "Esto hará posible que el tiempo libre educativo se pueda universalizar este verano que es muy necesario para los niños", ha valorado Xavi Nus, presidente del Movimiento de Centros de Esplai Cristianos Catalanes de la Fundación Pere Tarrés.

"Las actividades de ocio que se realizarán este verano serán, más que nunca, una oportunidad para todos los niños y niñas, pero para los más vulnerables serán más que eso, serán una necesidad. Para estos niños, los casals y las colonias se pueden convertir en una vía de escape para conectar con referentes diferentes de sus padres y madres y también en una manera de garantizar una alimentación saludable ", explica Albert Riu, director de Acción comunitaria y desarrollo territorial de la Fundación Pere Tarrés.

Y es que este verano la Fundación Pere Tarrés quiere poner el foco en dos aspectos: por un lado, la necesaria recuperación emocional tras semanas de confinamiento que en agunos casos de familias en situación de vulnerabilidad han sido duros: los educadores y educadoras de los centros socioeducativos de la Fundación que desde el principio de la crisis acompañan a niños y niñas y a familias en riesgo social se encuentran diariamente con situaciones difíciles: la pérdida o la precarización de los trabajos, que de un día para otro ha llevado asociada un grave descenso de los recursos económicos para cubrir las necesidades diarias de higiene y alimentación; la falta de recursos materiales, informáticos o de conectividad para garantizar una educación y un desarrollo saludable en los niños y adolescentes de la familia; problemas de convivencia familiar causados ​​por el confinamiento en viviendas menudo muy reducidas o compartidas o la disminución de las redes de apoyo familiares debido a la situación global. Todo ello ha supuesto un incremento de la carga emocional que ya soportan habitualmente estas familias y la aparición de situaciones de angustia y estrés que han impactado de manera evidente en los más pequeños. De ahí que las actividades de ocio sean este año más necesarias que nunca, para que estos niños, niñas y jóvenes cuenten con un verano "reparador" que los aligere de estas tensiones.

En segundo lugar, la campaña se centrará especialmente en la alimentación infantil. Tener una buena alimentación es básico para que los niños y adolescentes tengan un crecimiento óptimo, pero muchas de las familias con menos recursos económicos no tienen acceso a comprar alimentos frescos, lo que dificulta llevar una dieta equilibrada. Según el "Informe sobre la infancia vulnerable en Cataluña" de la Fundación Pere Tarrés, el precio de los alimentos saludables ha subido un 70% en los últimos años mientras que la comida procesada o azucarada es cada día más barata, lo que ocasiona que muchas familias no puedan permitirse una dieta equilibrada.

Un reciente estudio de la Fundación Gasol aseguraba también que los niños de familias en situación de pobreza tienen el doble de riesgo de sufrir obesidad infantil, mientras que la Organización Mundial de la Salud ha alertado hace pocos meses que en 2018, unos 40 millones de niños y niñas menores de 5 años en todo el mundo sufrían sobrepeso u obesidad. Las actividades de verano pueden ofrecer muchos de estos niños y niñas comidas equilibradas de las que no pueden disfrutar en su día a día. Por otra parte, la promoción de una alimentación equilibrada y de unos hábitos saludables es transversal en los diferentes programas de casals y colonias de verano de la Fundación Pere Tarrés.

Además, la entidad de tiempo libre educativo más grande de Cataluña también prevé ampliar durante el mes de agosto las actividades para familias en situación vulnerable que se organizan desde hace años para atender aquellos niños, adolescentes y jóvenes en un período en que muchos recursos no están disponibles. Este año, se prevé que sean más los colectivos con necesidades educativas y sociales durante el mes de agosto.

Desde el año 2010, la Fundación Pere Tarrés ha becado a 29.982 niños en situación de vulnerabilidad. El año pasado, más de 34.000 niños, niñas y jóvenes participaron en alguna de las actividades de verano de la Fundación Pere Tarrés, y de éstos, 4.171 lo hicieron becados a través de la campaña "Ningún niño o niña sin colonias". Desde la Fundación constatamos que los niños becados en años anteriores no han dejado de necesitar estas becas, ya que su situación de vulnerabilidad, lejos de mejorar, se ha agravado con la crisis sanitaria y social. Esto hace prever un incremento importante en las peticiones de becas que se recibirán.

Desde la Fundación hacemos un llamamiento al apoyo de las administraciones públicas, para poder becar, si es necesario, más niños y jóvenes, porque este año será más importante que nunca que ningún niño se quede sin colonias o casales en verano.

La Fundación Pere Tarrés también hace un llamamiento para concienciar de la importancia de la educación en el tiempo libre, especialmente en el actual contexto y tras semanas de crisis sanitaria y medidas de confinamiento. La entidad hace más de 60 años que está comprometida con la educación en el tiempo libre, siendo la entidad de del sector más grande de Cataluña. El verano pasado, más de 34.000 niños y jóvenes participaron en más de 600 colonias y casales dinamizados por unos 4.000 monitores y monitoras.

La campaña cuenta con el apoyo económico de la Generalitat de Cataluña, del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales a través del 0,7% de la casilla para fines sociales, la Diputación de Barcelona, ​​el Ayuntamiento de Barcelona, ​​la Diputación de Tarragona, la Obra Social de la Caixa, la Consejería de Asuntos Sociales y Cooperación de las Islas Baleares, Fundación Sa Nostra y donantes particulares y empresas.