Rutas por Barcelona: conoce la ciudad a pie

Rutas por Barcelona: conoce la ciudad a pie

Conocer Barcelona los mejores rincones de Barcelona sin que ello suponga un gasto excesivo, es posible. Simplemente, paseando y observando, aprendiendo de todo lo que nos ofrece la ciudad condal, que es mucho. Además, si organizamos nuestros tours previamente, es posible ahorrar mucho tiempo que podemos dedicar a conocer otras zonas interesantes de la ciudad. Hoy desde tu hostal en Barcelona Pere Tarrés queremos hablarte sobre algunas de las mejores rutas por Barcelona. ¡Prepárate para tus caminatas!

Las mejores rutas por Barcelona para caminar

Existen numerosas rutas, pero elegiremos 3 que son muy representativas para conocer una gran parte de la ciudad de Barcelona. Además, te nombraremos otras por si tienes tiempo de sobra para hacer alguna más. ¡Que las disfrutes!

RUTA 1: Los secretos del modernismo

Se puede comenzar esta ruta del modernismo barcelonés desde el barrio del Fort Pienc. En este mismo barrio te esperará la primera gran obra arquitectónica que no te puedes perder: la Central Catalana de Electricidad. Luego, puedes bajar el paseo de Lluís Companys dirección al Arc de Triomf para llegar al Parc de la Ciutadella. En tu camino, la primera parada obligada es el Castell dels Tres Dragons, obra de Lluís Domènech i Montaner. Si vas con tiempo puedes detenerte en el Invernadero del Parc de la Ciutadella, pero nuestra recomendación es que te des un paseo por el parque y veas la Cascada Monumental, en cuyo diseño participó Antonio Gaudí cuando todavía era muy joven.

Para ir al siguiente punto de interés, debes atravesar el barrio de El Born para llegar a la Plaça Reial. En ella, hay dos farolas diseñadas por Gaudí inspiradas en Hermes, el Dios griego patrón de los comerciantes (casco con alas y las serpientes). Siguiendo nuestra ruta, el siguiente punto de interés que marcamos en el mapa es el Palau Güell, en el barrio del Raval (entrando desde la calle Nou de Las Ramblas). Otra obra del gran Antonio Gaudí a encargo de su mecenas y amigo Eusebi Güell.

El siguiente punto es un lugar que nos encanta: Els Quatre Gats (Casa Martí) y en especial su planta baja; una taberna llena de historia en la que se reunían grandes artistas y personalidades de la época, como Pablo Picasso. Ahora puedes dirigirte hacia Via Laietana para ir al Palau de la Música, obra de Lluís Domènech i Montaner, toda una referencia del modernismo catalán.

Hasta aquí, seguro que la ruta te habrá fascinado. Sin embargo, todavía queda lo mejor. Si no quieres invertir mucho más tiempo en tu ruta en algunos elementos arquitectónicos que se desvían un tanto, puedes encaminarte hacia el Passeig de Gràcia. En este momento, te irás encontrando edificios de ensueño, como Casa Rocamora, Casa Amatller, Casa Batlló o Casa Milà (La Pedrera).

Y así llegamos al último tramo. Para ver las joyas de la corona, la Sagrada Familia, el Parc Güell y el recinto modernista de Sant Pau, te recomendamos coger una línea de transporte (metro o bus), ya que las distancias ya no son tan cortas como hasta ahora.

RUTA 2: Descubriendo el casco antiguo

El Barrio Gótico es la zona más antigua de Barcelona, por lo que puedes imaginarte todo lo que tiene que ofrecer para los que busquen conocer al detalle la cultura y la historia de la ciudad. Hay muchas maneras de conocer el casco viejo de Barcelona, pero nosotros te proponemos empezar la ruta desde La Rambla (junto a Plaça Catalunya) hacia Portaferissa. Irás descubriendo vestigios medievales, ya que en esta zona se situaban las antiguas murallas de la ciudad durante gran parte de la Edad Media. También encontrarás en tu camino restos de murallas romanas.

Después, puedes dirigirte hacia la Plaça del Pi para conocer de primera mano la Iglesia Gótica de Santa María del Pi y después a Plaça Nova para conocer tres obras arquitectónicas imprescindibles: la Catedral de Barcelona, La Pia Almoina y el Palacio Episcopal. En esta plaza se reúnen elementos de distintas épocas, desde la romana hasta el neoclásico. Te merecerá la pena detenerte un rato para ver todo.

Después puedes dirigirte hacia lo que fue el Templo de Augusto para disfrutar de sus impresionantes columnas y otras partes de su estructura que todavía siguen en pie. Tras esto, te quedan dos puntos imprescindibles dentro de esta ruta: la Plaça del Rei y la Plaça de Sant Jaume. En la primera, encontrarás vestigios de lo que fue la ciudad romana de Barcino, así como vestigios medievales. Edificios de interés están el Palau Reial Major, la capilla de Santa Àgata, la torre-mirador Rei Martí o el Palau del Lloctinent.

Por otra parte, en la Plaça de Sant Jaume están las sedes del Ajuntament de Barcelona y de la Generalitat, ambas con gran interés arquitectónico, cultural e histórico, ya que también fueron centro público y político en épocas romana y medieval. Si te queda tiempo, puedes dirigirte hacia la Plaça Sant Just i Pastor para conocer la Iglesia homónima, que cuenta con la fuente más antigua de Barcelona.

RUTA 3: Los caminos del agua

Otra visión muy distinta de Barcelona es la que se obtiene al hacer este tour. Recomendamos esta ruta para aquellos que gusten de la naturaleza y de lo rural. Además, no te llevará mucho tiempo: en unas 3 horas se puede hacer entera perfectamente y sin demasiada prisa.

Esta ruta da comienzo en Vallbona, al norte de Barcelona. Se trata de una zona que ha quedado aislada del resto de la ciudad por el paso del río Besòs, así como la construcción de autopistas y vía del tren. De esta manera, prácticamente no está urbanizada y la gran mayoría son huertos y campos marcados por el paso del agua.

Desde Torre Baró puedes llegar a un barrio único de Barcelona: la Ciudad Meridiana, un barrio de bloques de casas pequeñas y semi rurales, perfectamente integrado en el pie de la sierra de Collserola. Un espectáculo para la vista y los sentidos. Subiendo la calle Ripollet (dirección Palau-Solità) podrás llegar al camino de la Trinitat Nova. Irás disfrutando de los distintos vestigios del acueducto de Torre Baró hasta llegar a la Casa de l´Aigua, un edificio de diseño modernista (obra de Pere Falqués) que era la antigua estación de distribución de agua de la ciudad.

Otras opciones

  • Ruta de los Jardines de Montjuïc: Para conocer los 15 jardines temáticos de Montjuïc.
  • Ruta Otro Eixample: Edificio Abeluz, Casal Sant Jordi de Fransec Folguera o el Taller Pintors Masriera.
  • Ruta Diagonal Mar: Zona de baños, rascacielos, skyline, centro comercial y una gran oferta gastronómica.