Planes con niños: ¡disfruta con tus hijos!

Planes con niños: ¡disfruta con tus hijos!

Cuando toca salir a disfrutar en familia, muchos nos perdemos entre una oferta enorme de planes que, a menudo, naufraga por no informarnos lo suficiente.

Los primeros años de vida de un niño son básicos para sociabilizarlo, ofrecerle todo tipo de experiencias, ayudarle a descubrir aquello que le atrae y disfrutar. Aquí lo importante es encontrar un gran número de actividades y contrastarlas con su edad: quizá el MACBA puede ser un museo fantástico, pero nuestros pequeños no siempre tendrán todavía los conocimientos suficientes; en cambio, dependiendo de su edad podéis pasar un fantástico día en el Museo de las Culturas, en el Aquarium o los grandes monumentos de Cataluña en miniatura.

Te proponemos diez planes con niños diferentes, amenos y para distintas edades que no puedes dejar escapar en Barcelona. ¿Te atreves?

¡Los 10 mejores planes con niños para vivir Barcelona!

#1 CosmoCaixa

Encabezando la lista está el Museo de la Ciencia o CosmoCaixa. Una apuesta brillante para aprender sobre ciencia tanto padres como niños y niñas y que nos permitirá acercar a los más pequeños a muchas materias (biología, química, geología, astronomía, etc.) de un modo empírico. El Bosc Inundat, además, ofrece la única recreación del bosque amazónico en Europa. 

#2 Catalunya en miniatura

Donde podemos encontrar las zonas y monumentos más importantes de la provincia en un único espacio; es un museo perfecto por su sencillez para llamar la atención de los pequeños y ver qué otros espacios podrían tener interés por ver en su ciudad.

#3 Illa Fantasia

En Vilassar de Dalt se encuentra uno de los parques acuáticos más famosos de Cataluña. Isla Fantasia nos permite disfrutar del agua en familia: toboganes, piscinas, tubos… y todo lo que puedas imaginar.

#4  Parque de atracciones del Tibidabo

Sus atracciones clásicas y centenarias en Montjüic son un incentivo suficiente para pasar un día con los pequeños entre el Museo de los Espejos (Zona de Miramiralls), el Camí del Cel y muchas otras actividades para los más peques de la casa. Más asequible, cercano y accesible que Port Aventura, el Tibidabo puede ser la escapada de fin de semana perfecta si no tenemos mucho tiempo.

#5 Natupark

En Cerdanyola del Vallès encontramos una zona perfectamente adaptada del parque para niños: puentes tibetanos, tirolina, lianas o troncos son algunas de las actividades perfectas para hacer ejercicio y pasárnoslo en grande.

#6 L’Aquarium

Y si les tiran los animales y el agua, el Aquarium puede ser perfecto para complementar un día en familia en el Maremagnum. ¡Más de 8.000 animales y 450 especies, así como talleres formativos, visitas guiadas y actividades para seguir aprendiendo!

#7 ¡Teatro y música!

Para cuando nos cansemos de ver películas para menores, podemos optar por una salida diferente a través de la que acercar a los niños a la música clásica, el teatro o hacia otros intereses más concretos. Cualquier espectáculo infantil en el MiniGrec o en el Auditori será un plan con éxito asegurado, pero también podemos optar por opciones más de barrio, si así lo deseamos.

#8 Jardí Botànic de Barcelona

La opción clásica para acercar a nuestros hijos hacia la vida vegetal; un lugar creado para preservar un gran número de especies en Montjüic, sus precios son asequibles y la variedad es enorme.

#9 Zoo de Barcelona

Si el Aquarium se ocupa del mar, el zoológico (en la Ciudadela de la Vila Olímpica) recoge todo tipo de especies animales de los cinco continentes; una visita divertida que, además, nos permitirá empezar a tratar temas importantes como el respeto por la vida animal y vegetal con nuestros hijos, por ejemplo.

#10 Actividades al aire libre

Por último, recuerda que tanto Barcelona como el resto de municipios y localidades de Cataluña cuentan con espacios espectaculares de mar y montaña; en Barcelona, además, Collserola y la Vila Olímpica pueden ser lugares mágicos para hacer planes con niños; tampoco olvides otros parques con historia, como el Laberinto de Horta, Montjüic o el Parque del Guinardó.

¡A disfrutar, que crecen más rápido de lo que parece!