Jardín botánico de Barcelona

Jardín botánico de Barcelona

Ubicado en uno de los laterales del parque de Montjuïc, el Jardín Botánico de Barcelona se abre al mundo como un espacio de unión entre culturas, donde la vegetación mediterránea se convierte en el nexo entre lugares tan dispares como California, Sudáfrica o el Mediterráneo. Se trata de una de las colecciones de plantas mediterráneas más grandes del mundo y es un ejemplo claro de cómo naturaleza y cultura van, muchas veces, de la mano. Creado para la Exposición Internacional de 1929, fue uno de los múltiples proyectos que se llevaron a cabo para integrar Montjuïc al tramado urbano de Barcelona y, de hecho, todavía hoy acoge muchos de los edificios culturales más importantes de la ciudad e, incluso, de Cataluña.

Descubre el Jardín Botánico de Barcelona

El jardín está dividido en cinco áreas, cada una de las cuales enfocada a las cinco regiones del mundo que tienen este tipo de clima: Australia, California, Sudáfrica, Chile y la cuenca mediterránea; y tanto si sigues el itinerario marcado como si prefieres perderte en la enorme red de caminos, podrás disfrutar de un paisaje que cambia en su totalidad según la época del año:

  • En verano encontrarás un entorno más árido y seco, donde las hojas predominantes son las de los árboles más grandes.
  • En otoño es cuando germinan la mayoría de las plantas y cuando empiezan a crecer hojas nuevas para aprovechar el agua del invierno.
  • En invierno las partes visibles se mantienen estables y es cuando las raíces aprovechan para crecer.
  • En primavera es cuando más flores podrás disfrutar en el jardín botánico.

Además de esta gran zona dedicada al mundo mediterráneo, podrás disfrutar de un espacio con plantas propias de zonas mucho más frías: se trata del jardín histórico, ubicado en una depresión de la montaña, donde las temperaturas son hasta 4 grados más bajas. También encontrarás exposiciones temporales y actividades de diferentes tipos, como las muestras de bonsáis. El Jardín Botánico de Barcelona está ubicado en Font i Quer, 2; para llegar puedes utilizar tanto la línea roja como la verde de metro y bajar en la parada de Espanya, o bien los buses 150 o 13 e, incluso, el funicular. Se trata de un espacio muy bien integrado en la red viaria, así que tampoco tendrás problemas si quieres llegar en coche.

El primer domingo de cada mes la entrada es gratuita, como en el resto de museos de Cataluña; el resto de días, vale 3’5 € o 1’7 € para mayores de 65 años, personas entre 16 y 29, grupos de 10 personas o más. Si tienes la tarjeta BCN Card, la entrada es gratuita y si tienes un billete del bus turístico tendrás un 20% de descuento. Disfrutar de la naturaleza en plena ciudad es posible, y el Jardín Botánico de Barcelona es la prueba indiscutible de ello. Así que si quieres desconectar de edificios, calles y coches, no te lo pienses más e incluye este punto en tu ruta por la ciudad. ¡No te arrepentirás, ya lo verás!

Photo credit: Jorge Franganillo / Foter / CC BY