10 obras de Gaudí en Barcelona que debes visitar

10 obras de Gaudí en Barcelona que debes visitar

Antoni Gaudí es una de las figuras artísticas españolas más importantes de toda su historia, llegando a ser el máximo exponente del modernismo catalán. La gran capacidad creativa e imaginativa de Gaudí le permitía crear obras impresionantes directamente en su cabeza y de ahí transportándolas más tarde a maquetas, y en ocasiones dando indicaciones directamente sobre la marcha y modificando sus proyectos según le iba surgiendo la inspiración. Una mente única.

Desde el Blog de la Fundació Pere Tarrés hoy te hablaremos de algunas de las mejores obras de Gaudí en Barcelona.

Las mejores obras de Gaudí en Barcelona

La historia de Gaudí está muy vinculada a la historia moderna de Barcelona, donde vivió y falleció. Además, fue un artista muy prolífico, por lo que dejó a su paso numerosas obras de arte con la marca personal de Gaudí en Barcelona. Veamos algunas de las más importantes:

1 - La Sagrada Familia

Sin duda alguna, la obra más famosa e importante de Antoni fue la capilla de La Sagrada Familia, en pleno centro de la ciudad condal. La catedral inconclusa sigue en construcción a día de hoy, aunque, pese a ello, resulta absolutamente impresionante. Una construcción colosal que te dejará sin palabras. No puedes visitar Barcelona sin visitarla.

2 - Park Güell

Otra de sus obras más famosas es el Park Güell. El cual fue encargado por el empresario catalán Eusebi Güell y es otra de las visitas obligatorias de las obras de Gaudí en Barcelona. En el Park Güell podrás pasear por jardines de ensueño y visitar algunas obras tan interesantes y famosas como la salamandra y la casa del jardinero.

3 - Palacio Güell

Dando un paseo por la zona náutica puedes adentrarte a través de la Rambla hacia la Calle Nou, donde encontrarás el impresionante Palacio Güell, la primera gran obra del arquitecto. A parte de presentar una fachada impresionante, podrás observar cómo Gaudí se encontraba fascinado por el arte oriental.

4 - Cripta de la Colonia Güell

Ubicado en Santa Coloma de Cervelló podrás encontrar otra de las obras de Gaudí en Barcelona financiadas por Eusebi Güell, la Cripta de la Colonia Güell. En este caso, la obra fue construida en un periodo posterior y el arquitecto se encontraba más inspirado por las formas de la naturaleza.

5 Casa Milà

Otra de las más famosas obras de la época naturista de Gaudí es la Casa Milà, o también conocida como La Pedrera. Ubicada en el paseo de Gràcia, presenta una fachada muy hermosa que ilumina el paseo en las noches de la ciudad condal.

6 - Casa Batlló

El paseo de Gràcia es uno de esos puntos que acumula varias obras de Gaudí en Barcelona. Además de La Pedrera, también puedes encontrar la insigne Casa Batlló. Otra de sus orgánicas obras perteneciente a la etapa naturista del autor, presenta una fachada hipnótica y comparte espacio con otras importantes obras arquitectónicas en la “Manzana de la discordia”.

7 - Farolas de la Plaça Reial y Pla de Palau

Si quieres conocer mejor el humilde origen del arquitecto, entonces deberías dirigir tus pasos hacia la Plaça Reial y/o a la Pla de Palau ya que encontrarás dos de sus primeras obras: Las farolas. Ambas tienen un elegante y vistoso diseño de brazos pares. En concreto, la farola de la Plaza Real presenta en su punto más alto el casco alado de Mercurio (el dios romano) junto a una serpiente enroscada.

8 - Torre Bellesguard

Una de las obras de Gaudí en Barcelona más peculiares es la Torre de Bellesguard, también conocida como Casa Figueres. Ubicado en la sierra de Callserola, podrás observar un impresionante estilo neogótico, muy popular a finales del siglo XIX.

9 - Casa Vicens

El primer proyecto serio e importante que recibió Gaudí fue la construcción de la Casa Vicens en el paseo de Gràcia, perteneciente al estilo orientalista. Como otras obras del arquitecto, podrás maravillarte con una impresionante fachada de gusto oriental.

10 - Fuente de Hércules y Pérgola

Ubicada en el Palacio Real de Pedralbes, la antigua residencia en Barcelona para la Familia Real, se encuentra una curiosa obra: La fuente de Hércules. Muy inspirada por el arte oriental, podrás observar cómo está compuesta por vistosos azulejos de colores.