Escapada a Cadaqués

Escapada a Cadaqués

Si hay un lugar en el Ampurdán que vive anclado en su propio tiempo es, sin lugar a dudas, Cadaqués: romántico y silencioso, fue víctima del asalto de piratas y sarracenos, jugó un importante papel en la cruzada contra Cataluña e, incluso, desarrolló el intercambio naval con América. El casco antiguo de Cadaqués atesora todavía muchos recuerdos de su larga trayectoria histórica como, por ejemplo, el empedrado del carrer del Call: se trata del rastel, un pavimento creado con cantos de playa que evitaba que la gente resbalara en los días de lluvia. En el casco antiguo se encuentra, también, Santa María de Cadaqués, que ofrece unas increíbles vistas del pueblo y de la bahía —no en vano es el punto más elevado del casco antiguo.

La oferta de ocio no es nada despreciable: un museo dedicado a la obra de Dalí, más de 10 galerías de arte, un buen número de edificios emblemáticos… Sin duda, Cadaqués tiene mucho por ver. ¿Y qué mejor que rematarlo con una oferta gastronómica de primer nivel? Los restaurantes de Cadaqués basan su oferta en aquello que nos regala el Mediterráneo, y lo convierten en poesía para los sentidos. ¡Y si esto no te basta, todavía te queda mucho más por ver en este municipio!

Qué visitar en Cadaqués

  • Portlligat, donde Dalí se enamoró del mar

En el municipio de Cadaqués también podrás encontrar Portlligat, un pequeño pueblo que nace en una cala del Cap de Creus. Fue aquí donde, en unas barracas de pescadores, Dalí ubicó su residencia en 1930, y donde vivió hasta la muerte de su esposa Gala en 1982.

Hoy en día, esta residencia se ha convertido en Casa-Museo y puedes visitarla siempre que quieras: en ella encontrarás obras del artista y objetos relacionados con su día a día. Sin duda, vale la pena acercarse hasta aquí si quieres conocer mejor lo que se esconde detrás de uno de los artistas más famosos de todos los tiempos.

  • Cap de Creus: naturaleza en estado puro

El Cap de Creus es el punto más oriental de la península, y acoge un parque natural con una increíble variedad geológica, vegetal y animal. Se trata de un espacio rocoso expuesto a los vientos de tramontana y levante, lo que le ha dado su peculiar aspecto. En el Cap de Creus la tierra se funde con el mar y fue fuente de inspiración para Dalí —dicen que El gran masturbador está inspirado en una de las rocas del parque—, pero también para muchos otros autores: cantantes, escritores o poetas sucumbieron a su encanto salvaje y lo inmortalizaron en sus obras. El municipio de Cadaqués tiene mucho que ofrecer al visitante, al que recibe con los brazos abiertos. Así que si quieres sentir que has viajado en el tiempo, no lo dudes: acércate a descubrir los secretos que se esconden aquí y allá en esta población, sigue el rastro de Dalí y déjate mecer por el mar. ¿Se te ocurre un plan mejor para disfrutar de un día de verano en la Costa Brava?

Photo credit: elchicogris / Foter / CC BY-SA