10 lugares secretos de Barcelona que no conocías

10 lugares secretos de Barcelona que no conocías

Barcelona esconde muchos rincones mágicos que no aparecen en las guías turísticas. Es una ciudad ideal para exploradores y buscadores de novedades. Acompáñanos en este viaje por los lugares secretos de Barcelona.

Son sitios diferentes que van más allá de Gaudí y de toda su extensa obra edificada en la ciudad condal. Son rincones con encanto, desconocidos para el turismo de masas y preparados para que una mente inquieta como la tuya los descubra.

10 lugares secretos de Barcelona

1.- Museo de las ilusiones. Emplazado en el céntrico barrio barcelonés del Raval, es el primer museo de estas características abierto en Europa fuera de Rusia. En este podrás sorprenderte con las ilusiones ópticas y los juegos visuales que se exponen aquí. El primer museo en Europa de estas características. Importante: ¡no te dejes la cámara de fotos en casa!

2.- Jardín de Tamarita. En la sede de la Fundació Blanquerna de la Universitat Ramon Llull, en Avinguda Tibidabo, tienes un maravilloso jardín por descubrir. Una zona verde en Barcelona con una biodiversidad excelente: arrayán, alheñas, laureles, pitósporos, jacarandas, cipreses, tilos, bambúes, etc. Los jardines de la Tamarita son un ejemplo de jardín privado adaptado como espacio público.

3.- Plaça Sant Felip Neri. En el barrio gótico y a escasos metros de la catedral encontrarás una de las plazas más bellas de la ciudad de Barcelona. Y con más historia. Los agujeros en las paredes todavía recuerdan los bombardeos que afectaron a la ciudad condal durante la guerra civil española.

4.- Refugios antiaéreos. La guerra civil es uno de los hechos más trascendentales que afectaron a la ciudad de Barcelona. Un testimonio directo de los bombardeos son los refugios antiaéreos que hay repartidos por la ciudad. En esos momentos se construyeron unos 1400 solo en Barcelona. Uno de los más bien conservados es el de la Plaça del Diamant, en el barrio de Gracia.

5.- La escultura el beso de la muerte (Cementerio del Poblenou). Es una estatua que se encuentra en el cementerio del Poblenou y que quiere mostrar en una imagen cómo la muerte no tiene por qué ser algo traumático. Al contrario, puede ser tan dulce como un beso.

6.- El claustro del Monasterio de Santa Ana. Cuando uno está en plaza Cataluña raras veces se le ocurre entrar en este Monasterio. Hay tantos estímulos en el lugar y tanta oferta turística que este Monasterio pasa desapercibido. A escasos metros de esta plaza hay un monasterio que tiene un claustro que no tiene desperdicio.

7.- Bares y restaurantes clandestinos. En grandes ciudades como Londres o Nueva York este concepto está muy extendido. En Barcelona también encontrarás algún local que sorprende. El Chi-ton es un restaurante que se encuentra en el número 300 de la calle Provenza y al que se accede por una tienda de souvenirs.

8.- Estatua de la libertad (Biblioteca Pública Arús). Si quieres ver en Barcelona una de las muchas réplicas de la estatua de la libertad que hay repartidas por el mundo, tienes que entrar en la biblioteca Pública Arús, en el número 26 del Passeig de Sant Joan.

9.- L’Antic Teatre. En el barrio del Born podrás encontrar un restaurante abierto en un antiguo teatro al aire libre. Destaca por su gran terraza interior y por el majestuoso árbol del centro. El Bar es la principal fuente de financiación del Centro Social y Cultural, además de lugar de encuentro de artistas y uno de los lugares con más encanto de la ciudad.

10.- Escudo del Barça en Santa María del Mar. Esta iglesia célebre de Barcelona goza de una gran belleza estética que no tiene nada que enviar a la Catedral o a la Sagrada Familia. Además de todo su encanto arquitectónico, esconde un detalle curioso en una de sus vidrieras: el escudo del Barça. Un elemento singular que es una visita obligada para los aficionados a este club de fútbol.

Si quieres descubrir con calma los lugares secretos de Barcelona, te recomendamos que pases al menos una noche en el albergue de Barcelona de Pere Tarrés, muy cerca de los rincones más desconocidos de la ciudad conda